CCOO defiende la apuesta por el contrato relevo frente a los despidos

GIJÓN/BILBAO, 1 (EUROPA PRESS)

La multinacional ArcelorMittal ha planteado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 440 trabajadores, de los que 40 serían en las factorías que tiene en Asturias –Avilés, Aboño y Veriña–.

Así lo han confirmado a Europa Press desde CCOO, con respecto a la reunión de la Mesa de Empleo mantenida este pasado jueves, en la que, según el sindicato, la empresa ha renunciado a los contratos relevo y ha optado por un ERE para los nacidos entre 1961 y 1962, o de ayudas previas o extraordinarios, con lo que le saldría “regalado”, han criticado.

Asimismo, el secretario general de CCOO en ArcelorMittal, José Manuel Castro, ha defendido el modelo de contrato relevo frente al ERE que plantea la empresa.

Tampoco está de acuerdo con lo planteado por UGT y USO, de contratar a un centenar de personas a resultas del ERE, ya que, a su juicio, se siguen perdiendo 300 empleos respecto a los que se van a perder. Sobre esta propuesta, la empresa aún no ha contestado.

Leer más:  Tomé advierte que no se pueden sustituir el desdoblamiento del Corredor del Nalón con obras de parcheo

En línea con ello, ha recordado que entre 2022 y 2023 se han llevado a efecto algo más de 300 contratos relevo, tanto de trabajadores ordinarios como manufactureros, que ha implicado la contratación del mismo número de trabajadores.

Es más, ha recalcado que hay casi 130 trabajadores nacidos en 1962 que podrían acogerse este mes al contrato relevo y la firma de otros tantos eventuales. Algo por lo que CCOO apuesta.

Con todo, Castro ha opinado que la multinacional está “jugando” y aprovechando la inversión del horno eléctrico para justificar estos despidos, cuando lo que planea, a su juicio, es una “descarbonización mini”. A su juicio, cada vez está más claro que ArcelorMittal “abandonó” el proyecto de descarbonización no solo en Gijón, sino en Europa.

“MENOS INTENSIVA”

Por otro lado, respecto a la reunión en la planta de Etxebarri de la comisión negociadora de empleo, fuentes de la empresa han señalado a Europa Press que la obra civil de la nueva acería de Gijón comenzará a principios de 2014 y entrará en funcionamiento a finales de 2025.

Leer más:  Las ventas de la industria en Asturias cayeron un 20,8% en diciembre

La multinacional ha incidido en que esta acería, que se construirá donde está la actual, tiene un proceso más automatizado y digital que la acería existente, en la que trabajan en torno a 300 personas.

Asimismo, han justificado que, al ser una instalación “más moderna”, es “menos intensiva” de mano de obra, por lo que se requiere de menos personal.

En este sentido, han resaltado que se está discutiendo en la comisión de empleo las opciones que se pueden adoptar en materia de polivalencia de personas, de movilidad y también se aborda la salida del personal excedente.

A este respecto, han señalado que se está planteando la posibilidad de que personas próximas a la jubilación anticipada podrían salir de la empresa con ayudas u otro tipo de medidas.

Según ha apuntado la empresa, la mayor parte del personal excedente sería de Gijón, pero no descarta que también pueda tener implicación en otras plantas y, en estos momentos, está “por ver” la afectación en otras fábricas.

La empresa no ha querido ofrecer datos sobre la cifra de personal excedente y ha indicado que eso es lo que se está discutiendo en estos momentos en la Comisión negociadora de Empleo, que se volverá a reunir el próximo 5 de diciembre.

Leer más:  La directora de la Agencia de Cooperación del Principado visita la comunidad de El Caoba en Poptún, Guatemala

REACCIÓN DEL PRINCIPADO

Por otra parte, el Gobierno de Asturias ha incidido en que está “muy atento” a la evolución de los programas de descarbonización de ArcelorMittal.

Sobre ello, han aludido a dos noticias dadas a conocer, la primera la relacionada con el proyecto de horno eléctrico, que han tildado de positivo, y la “no tan favorable” que hace referencia al posible impacto en el empleo.

En cuanto a esto último, han incidido en que solo conocen la propuesta inicial trasladada por la compañía a los representantes de los trabajadores, a lo que han remarcado que es en el marco interno de la empresa en la que ambas partes deben sustanciar este asunto.

Dicho esto, han remarcado que desde el Gobierno de Asturias trabajan para que cualquier decisión que se adopte tenga “la menor repercusión en el empleo y que sea siempre consensuada”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl proyecto de 2024 se encuentra actualmente en la Junta General para su procesamiento
Artículo siguienteBarbón pide a Feijóo que revierta “el ataque más grave a la democracia de ACOM” que implica nombrar a Álvarez