La Consejería ha contactado con la diputada de Podemos para iniciar un calendario de reuniones con los grupos la próxima semana

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

La diputada del Grupo Mixto-Podemos en la Junta General, Covadonga Tomé, ha pedido este viernes al Gobierno del Principado diálogo, consenso y flexibilidad para lograr que la reforma del mapa sanitario sirva para mejorar la gestión y la atención a los usuarios.

En rueda de prensa en sede parlamentaria, Tomé ha incidido en que un mapa sanitario es “más que físico, una herramienta de gestión y elaboración de estrategias y decisiones de atención a la salud”. Por ello, entiende que se debe garantizar la financiación, la universalidad, la gratuidad y la calidad en la asistencia en todo el territorio dentro de un sistema “centrado en el paciente”.

Leer más:  Espina anima a participar en el concurso-oposición de plazas para las escuelas infantiles que abrirán en 2024

Tomé, que ha avanzado que la Consejería de Salud ya ha contactado con ella para iniciar a partir de la próxima semana un calendario de reuniones con los grupos, cree que la reforma puede ser positiva “si se hace como se tiene que hacer”, reduciendo duplicidades en la gestión y mejorando la calidad de las prestaciones.

Apunta que el actual mapa sanitario tiene cuatro décadas y hace unos 15 años que se lleva intentando reducir las áreas sin éxito por “falta de diálogo y consenso”, al tiempo que ha alertado de que en este tiempo las sucesivas consejerías han sido “rehenes” de “grupos de poder”, haciendo referencia a ayuntamientos y sindicatos.

Leer más:  "Previsión del tiempo en Asturias hoy, viernes 16 de febrero de 2024."

Así, aboga por un nuevo mapa “consensuado” con todos los actores implicados, especialmente los profesionales para evitar que la movilidad se caracterice “por la imposición, como hasta ahora”.

Entiende Covadonga Tomé que la movilidad puede ser una “herramienta importante” para dar “flexibilidad y mejor atención” pero advierte de que “en ningún caso” puede afectar a los pacientes sino que debe abordarse con los profesionales.

La diputada sostiene, así, que se requiere “diálogo” y primar criterios como la conciliación y la flexibilidad en la gestión “más allá de retribuciones económicas” para no limitarse a “cambiar movilidad por dinero”, con el objetivo de aplicar “otra forma de funcionamiento y un escenario más amable” para el personal.

Leer más:  Pablo Blanco es encargado por Pañeda de modernizar el Patronato Deportivo

Tomé confía en que pueda salir adelante una reforma que mejore el funcionamiento de la sanidad asturiana, recordando que la demografía ha cambiado en Asturias y el sistema debe adaptarse a una población cada vez más envejecida y con dificultades de movilidad.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl PP critica la falta de destreza en la gestión del Principado al no conseguir un acuerdo con los empleados de Itvasa
Artículo siguienteEl PP exige a Barbón solucionar el deterioro del polígono de Maqua en Gozán