OVIEDO, 25 (EUROPA PRESS)

La consejera de Educación del Gobierno asturiano, Lydia Espina, ha querido lanzar este jueves un mensaje de tranquilidad a todos los centros escolares y los padres que puedan estar alarmados ante las noticias relativas a la falta de un seguro de responsabilidad civil y patrimonial en los complejos escolares. “Estamos cubiertos de la misma forma y manera que estábamos antes; ahora lo que cambia es que la forma de financiación”, ha señalado.

Si bien el Principado contaba con un seguro de responsabilidad civil y patrimonial suscrito hasta 2023, tras expirar el plazo la aseguradora decidió no prorrogar el contrato. Fue tras un proceso fallido de licitación, con el concurso quedando desierto, según han señalado desde el Principado.

Leer más:  El PP critica el nombramiento de la consejera de Derechos Sociales, acusándolo de ser ideológico y sumiso a Barbón

Lydia Espina, en declaraciones a los medios de comunicación, ha reiterado que lo que ha hecho la Administración en 2023 es hacerse ella misma cargo de cualquier reclamación que pudiera surgir.

La dirigente asturiana ha recordado que el Principado no tiene obligación de tener suscrito ese seguro. “Es como el seguro de una casa, yo no tengo obligación de tener seguro y puedo, si se me ha roto el espejo del baño, tener un seguro y que me lo cubra o puedo comprar yo uno y pagarlo; pues esto es lo que ha decidido la Administración: el año pasado la administración, después de que quedara desierto, decidió que ella misma se haría cargo”, ha explicado.

Leer más:  "La integración de las técnicas de educación infantil en el Principado confirmada por Educación les otorgará la categoría C1."

Así, Espina ha ofrecido datos de lo que suponen las reclamaciones de este tipo. Ha dicho que en el año 2022, cuando el Principado sí tenía ese seguro de responsabilidad civil y patrimonial suscrito, se presentaron 39 reclamaciones. Todas se desestimaron, excepto cuatro que se recurrieron y ahora se están analizando. En el caso de que ganarna las cuatro, habría que pagar como máximo 38.500 euros.

Mientras, por lo que se refiere a 2023, ya sin seguro y con el Principado haciéndose cargo, han sido un total de 45 reclamaciones, de las que se han admitido dos en la primera fase. El Gobierno ya las ha pagado de forma directa. “Hablamos en todo el 2023 de una cuantía máxima, si es que la última se acepta, que se está valorando de 3.000 euros”, ha indicado.

Leer más:  Espina anima a participar en el concurso-oposición de plazas para las escuelas infantiles que abrirán en 2024

- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl bienestar emocional es una prioridad clave en la formación del personal en prácticas en Educación
Artículo siguienteEl Principado y el Gobierno central trabajarán juntos en encontrar financiamiento europeo para la juventud asturiana