OVIEDO, 2 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita penas que suman 12 años y 9 meses de prisión para un procesado por abusar sexualmente deforma continuada de su pareja, amenazarla y agredirla. La vista oral finalizó este viernes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, y quedó vista para sentencia.

El Ministerio Fiscal defiende en nota de prensa que el procesado, de 45 años fue pareja sentimental de la víctima, de 33, durante un año aproximadamente, hasta mayo de 2021, cuando ella puso fin a la relación. En el transcurso de la misma, con varias rupturas y reconciliaciones, convivieron en el domicilio de ella en Langreo, donde también vivían dos hijas de la mujer, menores de edad.

La Fiscalía incide en que la convivencia se caracterizaba por “las continuas desavenencias y fuertes discusiones entre ellos, propiciadas por la actitud celosa del procesado”. Durante el tiempo que fueron pareja, la víctima no tenía interés en mantener relaciones sexuales y así se lo había dicho al procesado, y este esperaba a que estuviera dormida para, sin su consentimiento, acceder a ella y realizar el acto sexual con penetración vía vaginal, hecho que repitió al menos hasta enero de 2021, un número indeterminado de veces.

Leer más:  Orden internacional de detención emitida contra Natalio Grueso, quien fue director anterior del Centro Cultural Niemeyer

En alguna de estas ocasiones ella se despertaba percatándose de lo que el procesado le estaba haciendo y le dejaba terminar para evitar mayores conflictos. Otras veces, especialmente cuando había tomado medicación para dormir, la mujer no se despertaba y lo detectaba al día siguiente por los restos y marcas que tenía de la penetración, reprochándoselo al procesado. Él alegaba que no se daba cuenta, que lo hacía dormido, que el médico le había dicho que lo hacía deforma inconsciente.

En este contexto, a primeros de mayo de 2021, ambos se encontraban en el domicilio donde convivían cuando se originó una discusión porque el procesado quería llevarse un dinero que había en la casa, impidiéndoselo la mujer. En el transcurso de la pelea, él la cogió violentamente por el cuello, apretando con fuerza y empujándola, momento en que la hija de la mujer, que tenía 11 años, intervino pidiendo a gritos al procesado que parara, que iba a matar a su madre.

Leer más:  Urtasun promete respaldar la lengua asturiana pero no responde sobre su oficialidad

En la tarde-noche del 22 de mayo de 2021, tras un enfrentamiento entre ambos cuando estaban en un bar de Lada porque él le recriminaba estar coqueteando con otros clientes, de vuelta al domicilio, la mujer dijo al procesado que no le quería más en su casa, que se marchara. Antes de que él se fuera con el coche, ella bajó a recoger unas pertenencias que tenía en el vehículo, momento que aprovechó el procesado para golpearla y ponerle la cara contra el techo, originándose un violento forcejeo entre ambos.

Finalmente, el procesado se marchó lanzando improperios. A continuación, por miedo a que el procesado volviera, la mujer llamó al padre de su otra hija menor de edad y fueron al domicilio de este.

Leer más:  Tomé advierte que no se pueden sustituir el desdoblamiento del Corredor del Nalón con obras de parcheo

Cuando ya se encontraba en casa del padre de su hija, el procesado la llamó insistentemente por teléfono y, con ánimo de amedrentarla, le envió por WhatsApp dos fotos íntimas de ella que habían hecho cuando eran pareja, acompañadas cada una de un mensaje, “causando gran perturbación y desasosiego” en la mujer, ante la posibilidad de que llegara a publicarlas en su estado de WhatsApp.

La Fiscalía atribuye al acusado un delito continuado de abuso sexual, un delito de maltrato, otro de lesiones y otro de amenazas.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorDiego Ruiz asume el liderazgo de Podemos en Asturias con el propósito de consolidar el municipalismo
Artículo siguienteLa Fiscalía pide una sentencia de 12 años y 9 meses de cárcel para un acusado de cometer abusos sexuales de forma reiterada contra su pareja en Asturias