Imagen de archivo

Una reciente inspección en Asturias ha revelado que la mitad de los autobuses escolares revisados no cumplen con la normativa vigente, resultando en una serie de sanciones. Este operativo, llevado a cabo por las autoridades competentes, pone de manifiesto las deficiencias en materia de seguridad y equipamiento que afectan al transporte escolar en la región.

Las irregularidades detectadas incluyen desde la falta de cinturones de seguridad hasta problemas mecánicos que comprometen la integridad de los vehículos.

Este hallazgo ha generado preocupación entre padres, educadores y autoridades, quienes urgen a una revisión exhaustiva y a la adopción de medidas correctivas inmediatas para garantizar la seguridad de los estudiantes.

Leer más:  Alerta en Asturias: la DGT prohíbe conducir con ciertas enfermedades

La situación llama a una reflexión sobre la importancia de la rigurosidad en el cumplimiento de las normas de seguridad en el transporte escolar, así como a la responsabilidad de las empresas de autobuses de mantener sus flotas en condiciones óptimas.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorVox solicita al Principado que garantice la estabilidad financiera del sector primario
Artículo siguienteUn empresario recibió una sentencia de 4 años de cárcel y dos monitores fueron condenados a 2 años por la muerte de una niña en el Cares