El crecimiento exponencial que ha experimentado el comercio online y las plataformas de bajo coste enfocadas al sector de la moda y accesorios durante la última década, y la consecuente irrupción de nuevos operadores en un mercado ciertamente saturado, está provocando el cuestionamiento del modelo de algunos de los agentes por sus agresivas políticas comerciales y el incumplimiento de algunos de los estándares y políticas de sostenibilidad. Según publicaba recientemente el ‘Financial Times’, el operador chino Temu, propiedad de PDD Holdings, ha sumado a su cartera de proveedores a varios de los fabricantes que habían sido previamente descartados por su principal competidor, Shein, al descubrirse que no cumplían con las normas de certificación requeridas para formar parte de su red de proveedores, tal y como se desprendía de los informes elaborados por los auditores.

Leer más:  Espíritu náutico en Barcelona: Los AC75 y la America’s Cup toman la ciudad

Según las fuentes conocedoras, el gigante chino centrado en moda y actual líder del mercado de comercio electrónico llevó a cabo el cese de colaboración con un número de proveedores al descubrir muchos de sus fabricantes contratados no cumplían con los estándares mínimos marcados por la compañía. Así lo confirmaban las distintas auditorías y formaciones que la compañía lleva a cabo de forma periódica a través de su programa Responsable Sourcing (SRS), con el objetivo de garantizar condiciones conformes en la red de proveedores de fabricación.

Concretamente, el incumplimiento tuvo que ver con las condiciones que debían garantizar las fábricas, como el número de empleados, ya que debían contar con un mínimo de 50 trabajadores; o en relación con la superficie de la planta que debía ocupar al menos 800 metros cuadrados.

Leer más:  El Barcelona Open se ilumina con una masterclass de tenis estelar

Por su parte, Temu, que no tiene en cuenta el tamaño de la fábrica al aceptar nuevos vendedores, no dudó en integrar a muchos de estos proveedores en su red de fabricación. “Solíamos suministrar a Shein, pero ahora no podemos hacerlo directamente porque no cumplimos sus requisitos en cuanto al tamaño de la fábrica”, declaró Louis Li, propietario de una fábrica de bolsos en Guangdong, quien añadió que, después de que Shein cortara los lazos con las fábricas más pequeñas, “todos nos hemos pasado a Temu“, indicó a ‘Financial Times’.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa Unidad de Reproducción Asistida del HUCA lleva a cabo 334 ciclos de fertilización in vitro al año, lo que equivale al doble de la cantidad anterior
Artículo siguienteEDP comienza una campaña internacional para reclutar y contratar expertos