Los asaltantes se llevaron más de 51.000 euros en metálico y diversos objetos, como relojes y el móvil

GIJÓN, 20 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Área de Gijón solicita cinco años de prisión para cada uno de los dos acusados de robar en un chalet del municipio gijonés tras inmovilizar a sus propietarios.

La vista oral está señalada para este próximo miércoles, a las 9,30 horas, en el Juzgado de lo Penal número 3 de Gijón, según una nota de prensa del Ministerio Público.

De acuerdo al relato fiscal, los acusados, puestos de común acuerdo y ocultando el rostro con un pasamontañas, sobre las 20.45 horas del 8 de enero de 2021, abordaron a la víctima, propietario de una vivienda en Gijón, cuando este se bajó de su coche para abrir el portón de acceso a la casa.

Se inició entonces un forcejeo, en el transcurso del cual los acusados tiraron al suelo al hombre y lo inmovilizaron con unas bridas.

Mientras uno de los acusados se dirigió hacia la parte superior de la vivienda, el otro se quedó con la víctima, a la que exigió que le entregase el dinero que tenía en el despacho. Esta le dio entonces 50.000 euros en efectivo, que guardaba en una caja fuerte.

Leer más:  El Museo Arqueológico exhibe una exposición acerca de la cultura bíblica en el Reino de Asturias

Una vez entregado el dinero, uno de los acusados obligó a la víctima a sentarse en una silla, le ató las manos con unas bridas, le cubrió el rostro con un jersey y le rodeó el torso con cinta americana, sustrayéndole en ese momento la cartera, en cuyo interior había 1.200 euros y un reloj, no constando la tasación pericial del mismo.

Asimismo, el otro procesado subió a la parte superior de la vivienda, encontrándose en las escaleras con la esposa de la víctima a la que dijo con ánimo de intimidarle: “Venimos a por dinero de tu marido, mira lo que va a pasar si no nos dais el dinero negro”, bajándola a la parte de la casa donde se encontraba su esposo. A continuación, la ató a una silla, le cubrió el rostro con un jersey y le sustrajo su teléfono móvil y el reloj.

En ese momento, los acusados subieron a la parte de arriba de la casa, sustrayendo 100 euros en efectivo y el teléfono móvil propiedad de la mujer, también residente en la vivienda. Una vez que se hicieron con el dinero y los efectos, abandonaron el inmueble.

Leer más:  Previsión meteorológica de Asturias para hoy, sábado día 13 de abril de 2024

Trascurridos aproximadamente diez minutos desde la huida de los acusados, la víctima pudo desatarse y liberar también a su esposa. A consecuencia de los hechos, el matrimonio sufrió lesiones de las que tardaron en curar 12 días, sin secuelas. La compañía aseguradora abonó 18.032 euros a los perjudicados.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de robo con violencia e intimidación en casa habitada del artículo 242.1 y 2 del Código Penal, en relación con el artículo 237, así como dos delitos leves de lesiones del artículo 147.2 del Código Penal. Concurre, además, la agravante de disfraz.

Al margen de los cinco años de cárcel, para cada uno de los acusados, por el delito de robo con violencia e intimidación en casa habitada, el Ministerio Público solicita para ellos también, por cada uno de los delitos leves de lesiones del apartado tres meses de multa, con una cuota diaria de 12 euros y responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago. Además, se les pide el abono de las costas procesales.

Leer más:  Queipo (PP) resalta el "estilo galleguista" de Rueda como ejemplo a seguir para comenzar el "cambio" en Asturias

En concepto de responsabilidad civil, los acusados indemnizarán de manera conjunta y solidaria a la primera víctima con 480 euros por las lesiones y por la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por el reloj sustraído, y a su mujer con 480 euros por las lesiones y con la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por el reloj sustraído.

También se solicita que abonen a ambos un total de 33.168 euros por el dinero sustraído y no abonado por la compañía aseguradora, más los intereses legales correspondientes, y a la compañía aseguradora con 18.032 euros, con el correspondiente interés legal.

A la mujer, por otra parte, se pide que la indemnicen con la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por el teléfono móvil sustraído, más el correspondiente interés legal, y al Sespa, por los gatos médicos derivados de la asistencia a las víctimas, más el correspondiente interés legal.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl Principado identificará de forma inmediata las reparaciones necesarias en las residencias del ERA
Artículo siguienteMoriyón anuncia la convocatoria de una plaza de dirección artística para Tabacalera