OVIEDO, 23 (EUROPA PRESS)

La concejal y portavoz de Vox Oviedo, Sonsoles Peralta López, ha alertado de problemas de estabilidad en los taludes del recinto ferial de La Florida, tras recibir el Ayuntamiento las obras el 13 de enero de 2023.

En un escrito dirigido a la Comisión de Urbanismo la edil advierte de que, pese a que apenas ha pasado poco más de un año de la recepción de las obras, “en el interior del recinto ferial de La Florida hay una zona con laderas o taludes que se han estabilizado inicialmente con escolleras y geotextiles o mallas protectoras”.

Sin embargo, prosigue Peralta, esas mallas protectoras “se encuentran con una evidente falta de mantenimiento y conservación, pudiéndose observar a simple vista cómo dichos geotextiles están sueltos y destrozados”.

Leer más:  Educación ha aprobado la fusión de Los Robles y Peñamayor en un colegio mixto

Esta situación está provocando un deslizamiento y desprendimiento del terreno que se constata al observar barro y terrenos arcillosos que provienen de la ladera, en diversas zonas del interior del recinto, llegando incluso a sobrepasar los límites del mismo, invadiendo el exterior.

En base a lo argumentado anteriormente, “la falta de mantenimiento y conservación de las estructuras colocadas suponen un peligro de estabilidad de las laderas que presentan signos visibles de deslizamiento y desprendimiento del terreno”, indica la concejala, que señala que “es necesario que el Ayuntamiento de Oviedo lleve a cabo el pertinente estudio de estabilidad estabilidad de los taludes y la revisión de las mallas y todos los elementos de contención colocados en los mismos para asegurar el correcto mantenimiento y conservación de todo ello y garantizar la seguridad del recinto”.

Leer más:  La manifestación en contra de la oficialización de la XDLA se realizará el 4 de mayo en Oviedo

- Te recomendamos -
Artículo anteriorÚLTIMA HORA | Horror asturiano: trasladada de urgencia a un hospital una embarazada tras un grave accidente en Gijón
Artículo siguienteRouco (Vox) critica que el Gobierno rechace ser sede del Mundial como un simple postureo