OVIEDO, 6 (EUROPA PRESS)

La consejera de Derechos Sociales y Bienestar del Gobierno asturiano, Marta del Arco, ha destacado este miércoles la importancia del trabajo que desarrollan los ayuntamientos y otras entidades locales que han obtenido el reconocimiento de Ciudades Amigas de la Infancia para fijar población en los diferentes concejos.

Del Arco ha asistido hoy en Oviedo, junto con el presidente de Unicef-Asturias, Ignacio Calviño, y la directora general de Infancia, Belén Barrero, al acto de renovación de 16 entidades locales, que representan a 21 municipios, como Ciudades Amigas de la Infancia.

La titular de Derechos Sociales ha destacado que niños y adolescentes que forman parte de los programas de participación infantil “desarrollan un sentimiento de pertenencia y de apego a su territorio, a través de los grupos en los que ejercen su derecho a la participación real en la toma decisiones importantes que les atañen”.

Leer más:  Barbón destaca la importancia de escuchar a Juventudes Socialistas

“Además, se promueven aspectos relacionados con el asociacionismo y la necesidad de comprometerse en las cuestiones que les afectan directamente, es decir, se garantiza su inclusión en la toma de decisiones y el impulso de iniciativas en sus concejos”, ha agregado.

Las entidades que han renovado hasta 2027 el reconocimiento como Ciudades Amigas de la Infancia que concede Unicef son: Avilés, Belmonte de Miranda, Candamo, la Comarca de la Sidra, El Franco, Laviana, Lena, Mieres, Navia, Parres, Piloña, San Martín del Rey Aurelio, Siero, Somiedo, Tineo y Vegadeo.

Con estas 16 renovaciones, Asturias cuenta ahora con 43 concejos reconocidos como Ciudad Amiga de la Infancia. En total, 118.320 niños y adolescentes, el 86% de la población infantil total, viven en alguno de estos municipios. Asimismo, son ya más de 1.500 los que integran los grupos de participación infantil, que en sus reuniones efectúan propuestas en temáticas tan diversas como la lucha contra el acoso, la salud mental o la mejora de parques e instalaciones municipales.

Leer más:  El Principado está considerando la posibilidad de incorporar la expansión del polígono de Almuña (Valdés) en el nuevo plan de desarrollo industrial

El reconocimiento como Ciudad Amiga de la Infancia implica para un gobierno local, entre otras cuestiones, realizar acciones encaminadas a que niños y adolescentes puedan disfrutar de sus derechos, contar con espacios reales de participación y desarrollarse plenamente en su entorno más cercano.

Formar parte de esta red conlleva, asimismo, que los gobiernos locales hayan implementado su estrategia de infancia y estén logrando resultados reales para la infancia. Para ello, han de contar con espacios de participación infantil y adolescente y realizar un diagnóstico de la situación de la infancia y la adolescencia, así como un plan de acción.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl parlamento respalda la Declaración de Bimenes para impulsar la oficialidad de las lenguas de Asturias
Artículo siguienteEl Partido Socialista Obrero Español pide una regulación para normalizar el uso de la inteligencia artificial en los servicios municipales