OVIEDO, 1 (EUROPA PRESS)

Asturias ha sido, junto a Murcia, la comunidad autónoma donde menos ha crecido interanualmente el precio de la vivienda nueva y usada en el primer trimestre del año, un 0,6%, frente al incremento medio nacional del 3,3%, según la estadística IMIE Mercados locales publicada este lunes por Tinsa.

Así, el precio de la vivienda se ha situado en el Principado en 1.429 euros el metro cuadrado, lo que no supone variación alguna en la tasa trimestral, mientras que a nivel nacional subió un 0,1%.

Asimismo, el precio medio de la vivienda en Asturias se ha incrementado un 21,5% desde el mínimo registrado en la comunidad (+38,6% a nivel nacional), pero se sitúa un 18,7% por debajo del máximo alcanzado en 2007-2008 (-18,2% en el conjunto de España), cuando se produjo el ‘boom’ inmobiliario.

Leer más:  El Principado ha publicado el expediente para declarar el azabache como Bien de Interés Cultural (BIC)

Respecto a Oviedo, el precio de la vivienda nueva y usada ha crecido un 1,3% en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año anterior y un 1% en relación al cuarto trimestre de 2023, hasta los 1.593 euros el metro cuadrado, un precio un 16,2% superior que los valores mínimos y un 24,6% que los máximos registrados.

Por otra parte, las hipotecas suscritas en Asturias en el primer trimestre del año tuvieron un valor medio de 111.699 euros –por debajo de la media nacional (141.915 euros)–, con un pago mensual de 553 euros mensuales (en el conjunto de España ha sido de 707 euros).

Leer más:  Svante Pääbo ha sido nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oviedo

Según Tinsa, los asturianos destinarían un 24,7% de su renta disponible al pago de la primera cuota anual de la hipoteca que tenga un ratio préstamo/valor del 80%, por debajo de la media nacional (34,3%).


- Te recomendamos -
Artículo anteriorPanel Sandwich Group ha conseguido destacar como una de las empresas con mayor crecimiento en Europa
Artículo siguiente“Es un esfuerzo colectivo”, destaca Moriyón de la rehabilitación de la capilla de San Esteban del Mar