OVIEDO, 12 (EUROPA PRESS)

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Oviedo, Cristina Coto, ante el anuncio de que los exalumnos de Minas recurrirán al juez para conocer el coste de trasladar la Escuela a Mieres, ha manifestado este lunes su apoyo a los exalumnos que, «ante el abandono de las instituciones, pelean solos contra el expolio y anuncian ahora unas acciones judiciales que debiera haber planteado ya el Ayuntamiento».

La responsable local de Vox entiende que esta acción de los exalumnos llega después de que se haya aprobado el traslado «pese a los reparos del Interventor General y de la Secretaria del Consejo Social, que a su vez es catedrática de Derecho Administrativo, en los que advertía de la necesidad de una Memoria económica que cuantifique el coste de esta operación».

Ante ello, Cristina Coto considera que «la opacidad de este proceso, con incumplimientos legales incluidos, resulta escandalosa y confirma de nuevo el trasfondo político de la operación».

«Que se hayan solicitado informes hasta en tres ocasiones sin respuesta de la Universidad incumple una obligación legal y aporta argumentos de cara a un contencioso-administrativo. Es el colmo de la hipocresía que las izquierdas, que han desarrollado miles de leyes de transparencia, las incumplan cada día, pues el hecho de que la información que solicitan los exalumnos ni siquiera esté en el portal de transparencia es, sencillamente, alarmante», apunta la edil de Vox.

Coto ha abundado en que «efectivamente el hecho de que no se haya respetado el artículo 17 del Decreto de 29 de julio al respecto de la creación, fusión, modificación o cambio de denominación de centros universitarios que exigen una memoria económica, da alas a que puedan prosperar las acciones judiciales».

Con todo, «en Oviedo seguimos esperando por la manifestación que anunció el PP y por las acciones judiciales que también anunció», concluye Cristina Coto.

ESCALERAS DE ACCESO AL CARLOS TARTIERE

Por otro lado, Cristina Coto, tras haber preguntado en el Pleno de la pasada semana por los accesos al Carlos Tartiere y al haber constatado que se han colocado unas vallas que impiden el acceso a las escaleras, Coto asegura que el hecho de que el Ayuntamiento haya tapiado el acceso a las escaleras del Tartiere «confirma que son conscientes de la realidad de peligro que representan, por más que lo nieguen».

«Las respuestas -añade Cristina Coto- del concejal Mario Arias en el último Pleno negando el peligro, negando la falta de aparcamiento y negando el problema de las 140 vigas corroídas en el estadio denotó una falta de sensibilidad absoluta».


- Te recomendamos -