GIJÓN, 15 (EUROPA PRESS)

El concejal del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Gijón Rubén Pérez Carcedo ha considerado este jueves «escandaloso» que el Gobierno local plantee una subida «de golpe» de un 30 por ciento de la tasa de basuras.

Un porcentaje que, según él, supone casi el triple del IPC interanual registrado, «en un momento en el que muchas familias gijonesas se encuentran al límite por el encarecimiento generalizado de los alimentos, la luz y los combustibles», ha apuntado.

Es por ello, que el edil ha hecho un llamamiento al Equipo de Gobierno para que reflexione sobre su planteamiento, según una nota de prensa de la formación naranja.

«Somos conscientes de las dificultades económicas que atraviesan las empresas municipales, y muy especialmente Emulsa debido al fuerte incremento de los costes y de los precios que se le abonan a Cogersa por el tratamiento de nuestros residuos, pero su viabilidad no puede hacerse a costa de esquilmar a las familias gijonesas», ha advertido.

Pérez Carcedo ha incidido en que tanto la propia empresa como el Ayuntamiento deben hacer esfuerzos para ajustar sus gastos a la situación económica y presupuestaria municipal. Al tiempo, ha hecho extensible esta reflexión a la EMA, «donde si bien es cierto la subida planteada es mucho más moderada», ha apostillado.

A su juicio, ambas empresas cuentan con unas importantes provisiones económicas «que bien podrían emplearse para ayudar a solventar situaciones complicadas y extraordinarias como la actual, para así salvar el corto plazo, mientras que se adoptan otras medidas a medio y largo plazo que contribuyan a devolver la viabilidad de estas empresas».

Además, ha animado al Gobierno local a que acuda a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para presionar al Ejecutivo central para mejorar la financiación municipal.

Por otro lado, ha anunciado que, ante la falta de estas medidas y de negociación, los representantes de su grupo municipal en los consejos de administración de la EMA y Emulsa votarán en contra de estas propuestas.

Algo que, según él, «no quiere decir que no sigamos tendiendo la mano a la negociación del conjunto de las ordenanzas fiscales, una vez conozcamos todo su contenido, y dispongamos de la totalidad de los datos».


- Te recomendamos -