OVIEDO, 22 (EUROPA PRESS)

El Gobierno del Principado de Asturias ha informado este jueves de que ha puesto en marcha un grupo de trabajo para el análisis de las situaciones de riesgo y necesidad social compuesto por personal técnico de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, la Dirección General de Finanzas y Economía, la Sociedad Asturiana de Estudios Industriales (Sadei), la Universidad de Oviedo, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-Asturias), y representantes de los grupos parlamentarios, los sindicatos y Federación Asturiana de Empresarios (FADE).

El objetivo principal de este equipo «interinstitucional, participativo y plural, que pretende incorporar a otros agentes clave», es, según ha informado el Gobierno asturiano, establecer «un diagnóstico de las necesidades sociales y factores de riesgo de exclusión en Asturias».

De este modo, se dará el primer paso para diseñar el plan autonómico de inclusión 2023-2030, un instrumento de acción dentro de un pacto regional contra la pobreza y la exclusión social.

El Principado ha explicado que el punto de partida de los trabajos serán los estudios encargados por la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar con el fin de mejorar el conocimiento y la evidencia sobre la exclusión social en la comunidad.

Entre esos estudios, el Sadei y el Servicio de Estadística, en colaboración con técnicos del departamento que encabeza la consejera Melania Álvarez, han avanzado en la configuración de un indicador sintético de la resistencia a la pobreza y la exclusión.

«Este indicador constituye una fuente de conocimiento propia y validada para hacer análisis certeros sobre las situaciones de pobreza y exclusión y orientar las políticas públicas autonómicas», señalan desde el Gobierno, añadiendo que complementa la información que ofrece el indicador de pobreza Arope, que elabora anualmente el Instituto Nacional de Estadística.


- Te recomendamos -