OVIEDO, 11 (EUROPA PRESS)

La consejera de Presidencia del Gobierno asturiano ha achacado este martes a las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia de COVID-19 el retraso que acumula la elaboración del reglamento que desarrolla la ley de recuperación de la memoria democrática en el Principado de Asturias, así como la puesta en marcha el Consejo de la Memoria Democrática.

Fue el diputado de Podemos Rafael Palacios el que le ha preguntado por este asunto en una comisión celebrada en la Junta General del Principado de Asturias (JGPA).

«Los trabajos se vinieron ralentizando por la pandemia de COVID-19 que obligó a un confinamiento general de la población y a muchos meses de restricciones en cuanto a movilidad y reuniones», ha señalado.

Sus palabras no convencieron a Palacios, que no admitió esa razón y rechazó ese motivo para impedir reuniones. De hecho, añadió, los diputados de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA) se reunieron «más que nunca» en esa época de forma telemática.

«Los medios de esta Junta General no son los mismos de los que disponen las entidades memorialistas o colectivos afectados», le replicó Camblor.


- Te recomendamos -