GIJÓN, 11 (EUROPA PRESS)

La Corporación gijonesa ha aprobado este martes, en el Pleno Municipal, una modificación presupuestaria por importe de 1,1 millones de euros, financiado con bajas por anulación, para el desarrollo empresarial del programa Bonos Gijón, para incentivar el consumo en pequeños comercios y negocios hosteleros.

La modificación presupuestaria ha salido adelante con el voto a favor de todos los grupos municipales a excepción del edil no adscrito, Alberto López-Asenjo, que se abstuvo.

Por parte del Gobierno local, el concejal de Promoción Económica, Santos Tejón, ha explicado que el año pasado este programa estuvo marcado por las circunstancias excepcionales de la pandemia de la COVID-19, mientras que ahora el motivo es la situación derivada del conflicto en Ucrania y sus repercusiones, como son unas altas tasas de inflación.

Ha señalado, además, que el marco jurídico ha cambiado, lo que ha permitido simplificar el programa. Tejón ha indicado, asimismo, que el anterior programa funcionó gracias al ‘boca a oído’, a lo que ha mostrado su deseo a que en esta ocasión «nos quiten los bonos de las manos».

En el caso de Ciudadanos, el concejal Rubén Pérez Carcedo ha incidido en que la primera edición de este programa funcionó «razonablemente», aunque cree que esta vez se pone en marcha «de forma precipitada».

También ha criticado que el dinero provenga de ayudas a la contratación que no se han usado, a lo que ha remarcado que estas ayudas no están favoreciendo la contratación, pese a ser para lo que se crearon.

Por parte de Foro, el concejal Pelayo Barcia ha visto positivo el que se vaya a beneficiar al pequeño comercio fomentando el consumo y a contribuir al gasto que deben soportar los ciudadanos.

Dicho esto, ha incidido en que no está de acuerdo en cómo se va a hacer, ya que el beneficiario es el comerciante y opina que eso va a dificultar su gestión. Al tiempo, ha remarcado que los primeros consumidores que acudan al negocio van a recibir la gratificación, por lo que ha puesto en duda que cumpla el objetivo de incentivar el consumo.

AGILIZAR SU PUESTA EN MARCHA

Por su parte, el concejal de Podemos-Equo Xixón Juan Chaves ha destacado que la primera edición de este programa funcionó «bien». Asimismo, lo ha visto necesario y ha apuntado que este año se han aplicado mejoras, al estar mejor distribuidos los bonos. Sí que ha mostrado su deseo de que se aplique pronto para que no se solape con las compras navideñas.

En cuanto al PP, la concejala Ángeles Fernández-Ahúja ha resaltado que Bonos Gijón fue un proyecto «de cierto éxito» en la primera edición, a lo que ha avanzado que toda medida que estimule el consumo y dinamice la actividad económica lo van a apoyar. Pese a ello, ha criticado lo que considera una falta de planificación presupuestaria, por no haber previsto antes la reedición de este programa.

El portavoz de Vox, Eladio de la Concha, por su lado, ha considerado que toda medida que favorezca la actividad hostelera y comercial es «positiva», además de que esta favorece también el consumo por parte de las familias.

López-Asenjo, por su parte, ha justificado su abstención al opinar que se usan «todo tipo de excusas» para llevar a un fin no programado partidas presupuestarias. Y si bien ha indicado que puede ser una medida «loable», ha criticado la falta de agilidad en la gestión ayudas públicas.


- Te recomendamos -