GIJÓN, 11 (EUROPA PRESS)

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad del Principado de Asturias, Borja Sánchez, ha destacado este martes en Gijón que la segunda edición de Misiones Científicas se centra en abordar el envejecimiento activo y las emisiones ‘cero’ en el sector agroalimentario, y como novedad, se va a incidir en colectivos vulnerables.

Así lo ha indicado, en declaraciones a los medios de comunicación, antes de participar en la presentación de la segunda edición de este programa, que busca tener un impacto «positivo y muy directo» en la sociedad a través de la aplicación de la investigación en innovaciones de productos o servicios.

Sánchez ha explicado que este año se van a financiar cinco misiones, en las que participan más de medio centenar de empresas, instituciones y centros tecnológicos, en el marco de la colaboración público privada.

Entre los objetivos, está el disminuir las emisiones del sector agroalimentario y contribuir al envejecimiento activo, ya sea a través de la telemedicina o la asistencia con animales, como es en este último caso para personas con trastorno autista. Otra de las misiones se centra en como gestionar la alimentación a través de unos dispositivos a lo largo de todas las etapas de la vida.

Estas misiones, para las que se han presupuestado en conjunto 800.000 euros, se van a desarrollar hasta finales de 2023. Ha destacado, asimismo, que van a tener un «alto impacto» en la sociedad.

Otra de las novedades es que este año se va a contar con embajadores de la sociedad civil, quienes prestarán su apoyo público, a través de un vídeo, a cada una de estas cinco misiones. Para el consejero, esto es clara imagen del impacto que tiene la I+D asturiana en la resolución de los problemas de la sociedad asturiana.

Al tiempo, ha incidido en que el resultado de la pasada edición de misiones científicas, el impacto en la sociedad y los retornos obtenidos, son los que han animado al Principado a seguir con este programa. Sobre este ha mostrado su confianza en que se vea potenciado con la puesta en marcha de la Agencia de Ciencia, Competitividad Empresarial e Innovación.

MISIONES CIENTÍFICAS

Entre las cinco misiones, se encuentra el proyecto ‘TeCuidas’, liderado por la empresa Alisys y cuenta con 12 socios, entre ellos, la Fundación Vinjoy, y tres colaboradores.

Por parte del proyecto, la médica de familia Elena Fernández Suárez, ha explicado, en declaraciones a los medios de comunicación, que se trata de un proyecto de innovación sociosanitaria, que intenta aproximar la consulta médica a las personas que tienen algún tipo de problema para la comunicación y la socialización.

En este caso, el proyecto piloto se centra en las personas con autismo y se desarrollará entre enero y septiembre de 2023 en centros de salud. Se quiere trabajar con las personas con autismo y familiarizarles con los instrumentos se utilizan habitualmente en las consultas, para que les resulte más fácil acudir.

Sobre el autismo, ha recalcado que se pasó de tener en 1975 un caso por cada 5.000 nacimientos, a registrar en 2009 uno por cada 110 y en datos actualizados de EEUU se refiere ya un caso de cada 40.

Según ella, el aumento de prevalencia se puede deber a un cambio de concepto de autismo a trastorno del espectro autista e incluso a una mejor formación de los profesionales a la hora de hacer un diagnóstico más precoz.

Ha explicado, asimismo, que en otras comunidades autónomas existen programas con pictogramas para solventar las barreras o dificultades que se encuentran estas personas, y es lo que se quiere desarrollar en Asturias. Fernández ha puesto de ejemplo que tienen dificultades con los tiempos de espera y para salir de su entorno habitual

El plan piloto plantea una intervención integral de innovación sociosanitaria focalizada en pacientes autistas, a través del uso de tecnologías digitales, como realidad virtual, robótica asistencia, monitorización o la telemedicina.

Se utilizarán también terapias complementarias, como la intervención canina, para mejorar la interacción con los pacientes, y se estudiarán mejoras en las técnicas de detección y monitorización.

En el ámbito de la reducción de emisiones y gases de efecto invernadero, el proyecto ‘Agroalimentación Cero Emisiones’ se orientará a la reducción de las emisiones, aprovechamiento de residuos y absorción de carbono en los sectores lácteo, sidrero y forestal.

Liderado por la empresa Grupo Dex, y con cerca de una veintena de socios, el consorcio da continuidad al proyecto iniciado en la primera edición de las Misiones Científicas e incorpora nuevas líneas de investigación con algas, insectos y biocarbón, y nuevos aditivos en alimentación animal para la reducción de emisiones.

En representación del equipo, Carolina Díaz, de la empresa Dex, ha indicado que en esta segunda edición buscan afianzar la colaboración público privada ya iniciada y se van a desarrollar una serie de proyectos pilotos que servirán para valorar la madurez de este consorcio, representado en tres sectores; el lácteo, el sidrero y el forestal.

Se van a desarrollar, asimismo, metodologías de transferencia de todo ese conocimiento, que es, a su juicio, la parte más importante, para que llegue a los sujetos de la innovación. El proyecto, cuyo objetivo es alcanzar la «neutralidad climática», se va a lanzar ahora y se prolongará a lo largo de todo 2023.

El plan piloto incluye la puesta en marcha de laboratorios de pruebas (living-lab), con la creación de un llagar y un bosque modelo para realizar ensayos sobre magaya o sobre recuperación de monte bajo de castaño, entre otras acciones.

La iniciativa ‘Escuadras’ implica una estrategia de colaboración entre industrias asociadas al sector de la defensa en el marco de la circularidad y sostenibilidad. Liderado por la empresa Svmac, el consorcio está formado por una veintena de entidades.

El plan piloto incluye el despliegue de tecnologías digitales, nuevos procesos y materiales avanzados para la mejora de eficiencia en productos de nueva generación en el sector defensa, desarrollos vinculados al vehículo eléctrico autónomo, y materiales y recubrimientos avanzados.

Por otro lado, el proyecto ‘Comensal’ se centra en la sostenibilidad alimentaria. El objetivo es realizar guías colaborativas de sostenibilidad alimentaria para cada sector. Está liderado por la empresa Myomics y participan cinco grupos de investigación de la Universidad de Oviedo, además del Serida, Asincar y Cogersa.

En cuanto a ‘EdAstur’, pretende conocer el envejecimiento real de la población asturiana y los efectos del estilo de vida en la longevidad. Está liderado por Human Analytics, junto con Bioquochem, la Universidad de Oviedo y la Fundación para la Investigación y la Innovación Biosanitaria de Asturias (Finba) y el Instituto de Investigación Sanitaria (Ispa).

Por su lado, el proyecto piloto, denominado MovAstur, evaluará el envejecimiento basado en la edad biológica, en relación con la actividad física y la dieta. Se desarrollará un prototipo de balanza para el estudio de la dieta mediante la doble pesada y se realizará un estudio sobre personas sedentarias y que practiquen actividad física regular, con edades comprendidas entre los 18 y 25 años, y adultos de 50 a 65 años.


- Te recomendamos -