La multinacional, según CCOO, apremia un acuerdo bajo el argumento del riesgo de pérdida de clientes

GIJÓN, 14 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos de UGT y CCOO han mostrado sus recelos ante la propuesta de ArcelorMittal de negociar un Plan General de Largos, de forma genérica, con el argumento de garantizar las inversiones previstas en el proyecto de descarbonización y ante la pérdida de competitividad.

Así lo han señalado tras la reunión mantenida este viernes entre las organizaciones sindicales de UGT, CCOO, USO y CSI y, por parte de ArcelorMittal, responsables de la Dirección de Relaciones de Laborales, de la Dirección de Largos y de instalaciones de Largos de Gijón, Tren de Alambrón y Tren de Carril.

En el caso de UGT, a través de un comunicado, se ha explicado que la Dirección de la multinacional siderúrgica basa los cambios, fundamentalmente, en inversiones, automatizaciones, robotizaciones y digitalización de los procesos y el trabajo, enfocados en flexibilidad, polivalencias y simplificación del flujo de fabricación.

Desde UGT se ha exigido a la Dirección de ArcelorMittal que se cumpla con los acuerdos alcanzados con la parte social en todos los ámbitos de la negociación.

CCOO, por su parte, en su comunicado, ha señalado que la empresa les ha indicado que en noviembre van a presentar el proyecto del horno eléctrico, que consideran clave, al Comité de Inversiones, pero que, de aprobarse y hacerse en plazo, no entraría en funcionamiento hasta enero de 2025, mientras que al horno alto A le acaba la vida útil en septiembre de 2024.

A este respecto, ArcelorMittal, según este sindicato, advierte de que en esos meses entre septiembre de 2024 y la entrada en funcionamiento del horno eléctrico puede que haya clientes que puedan buscar otros suministradores, lo que sería peligroso si se alarga en el tiempo, justifican desde la multinacional. De ahí que quieran hacer un Plan de Largos global, que incluya ya el horno eléctrico y las ideas para cada taller.

REDUCCIÓN «SUSTANCIAL» DE PERSONAL

También les han avanzado, según CCOO, que habrá cambios en la Acería de Gijón a causa de la inversión el horno eléctrico, con el resultado de una «reducción sustancial de personal, mejorando la competitividad a través de mayor flexibilidad y aumento de las polivalencias».

Dicho esto, el sindicato ha dejado claro que no les parece «serio» que se pretenda firmar un documento genérico que, según la organización sindical, lo que busca es tapar las «continuas pérdidas», que achacan en exclusiva a la Dirección.

CCOO ha indicado que está dispuesta a negociar pero «sin apremios de tiempo y sin chantajes», para llegar a un acuerdo que dé respuesta a los retos actuales y futuros, con las debidas inversiones y minimizando el impacto sobre el empleo.

Unido a ello, han incidido en que queda por resolver cuestiones importantes como la salida de los excedentes, a lo que han recordado que el único compromiso vigente es el contrato relevo de los trabajadores con 60 y 61 años, vinculado a planes de productividad, «claramente insuficiente para el desarrollo temporal de la actuación presentada en el día de hoy», han recalcado.


- Te recomendamos -