AVILÉS/OVIEDO, 17 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Avilés iniciará en diciembre la remodelación integral del parque de Versalles y confirma que el contrato de obras ha sido adjudicado y ya formalizado con las empresas Promogrado y la UTE LAPPSET-ASPRONOR.

Están previstas 3 zonas para juegos infantiles diferenciadas por edades y zonas mascotas; y el tramo de la calle Pelayo, que divide actualmente las dos zonas del parque, será de tráfico rodado calmado para favorecer la continuidad de las dos zonas verdes.

La alcaldesa Mariví Monteserín ha firmado el decreto de adjudicación de los contratos para la ejecución de las obras de remodelación del Parque de Versalles, así como para el suministro y obras necesarias para la instalación de nuevos juegos infantiles y equipamiento biosaludable en el mismo. La previsión con la que trabajan los técnicos municipales es iniciar las obras en el mes de diciembre, si el tiempo acompaña.

La inversión global que se realizará en la remodelación del parque de Versalles asciende a 1.196.566 y tiene un plazo de ejecución de 8 meses. Será cofinanciada en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea, al estar incluida en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) de Avilés.

El contrato está dividido en dos lotes. El primero corresponde a la obra civil de urbanización y ha sido adjudicado a la empresa PROMOGRADO SL en 860.230 euros. Más del 42 por ciento de esta cantidad se destina a nuevos firmes y pavimentos, mientras que la renovación de la red de saneamiento y alumbrado se lleva una cuarta parte.

En el segundo lote, el suministro e instalación del equipamiento infantil y deportivo del parque, se adjudicó a la Unión Temporal formada por las empresas LAPPSET y ASPRONOR, en 336.336 euros.

La remodelación integral proyectada busca devolver a este espacio la función de foco de centralidad en la vida del barrio, así como de lugar de encuentro entre sus habitantes. En la actualidad, el parque cuenta con obstáculos para cumplir con estas funciones, como las deficiencias en sus pavimentos, mobiliario y arbolado, así como barreras arquitectónicas que impiden su adaptación a la normativa de accesibilidad.

Del mismo modo, su morfología está determinada por la disposición de la calle Pelayo, que constituye una barrera e impide la percepción del parque como una única entidad, deteriorando sus posibilidades de uso. La alta densidad de su arbolado, que genera ejemplares frágiles y zonas excesivamente sombrías, contrasta con su escasa dotación de arbustos y el desigual estado de las praderas, como consecuencia de la densa masa arbórea.

La reforma del parque de Versalles busca mejorar su uso, funcionalidad y accesibilidad, así como sus conexiones con el barrio y entre los propios elementos internos del parque. Del mismo modo, el proyecto persigue renovar la imagen de esta zona verde, haciéndola más sostenible.

La actuación se estructura en cinco grandes objetivos: potenciar los ejes internos del parque; integrar las manzanas de edificios en el frente sur-oeste; generar zonas de estancia y encuentro; reordenar el eje sur del parque; y mejorar el suelo y el pavimento.


- Te recomendamos -