La mayoría coincide en que el PSOE buscó con el cese del gerente «un lavado de cara»

GIJÓN, 18 (EUROPA PRESS)

Los grupos municipales de la oposición en el Ayuntamiento de Gijón, así como el representante de CCOO y de la Federación vecinal en el Consejo de Administración de Emulsa, han ‘retado’ al presidente de la sociedad municipal, el edil socialista Olmo Ron, a que convoque una sesión extraordinaria del Consejo para que se dé información que permita depurar responsabilidades y hacer cambios necesarios ante el caso del capataz de Emulsa acusado de acoso laboral y sexual por años.

De no convocarse, solicitarán formalmente que se convoque este Consejo, al ser la mayoría del Consejo –salvo PSOE, IU y UGT–. Al tiempo, han afeado que en la anterior reunión, donde se expuso el caso, no se diera a conocer a los consejeros previamente la verdadera razón y el PSOE tratara de «lavar la cara» con la propuesta de cese del gerente de Emulsa, Alfonso Baragaño.

Un consejo en el que los convocantes de la rueda de prensa rechazaron el cese, ante lo que consideraban falta de información y ante el temor a que con ese cese no pudieran solicitar más datos ante un caso que consideran extremadamente grave.

Por parte de Podemos-Equo Xixón, el edil Juan Chaves ha dejado claro que el gerente tiene que cesar, porque es el máximo responsable de una empresa donde se han cometido acoso laboral y sexual.

No obstante, ha llamado la atención sobre que el PSOE quiere dar la imagen de cerrar el problema cesando al gerente, pero sin acometer las decisiones necesarias.

Ha agregado, además, que si se cesa al gerente, el PSOE tendría «manos libres» para hacer y deshacer sin dar más explicaciones. Ha incidido, por otro lado, en que sí se pidió en el Consejo celebrado el cese temporal de funciones del gerente y la convocatoria de un Consejo para contar con más información.

Algo a lo que no se avino el presidente de Emulsa, y de ahí, en parte, la sensación de que se estaban «lavando la cara» pidiendo el cese. Para Chaves, el gerente no es el problema de que haya un acoso, pero sí de no enterarse del problema.

Al tiempo, ha apostado por depurar todas y cada una de las responsabilidades de cada persona que haya participado en estos casos «por acción u omisión».

Además, ha reclamado que se les presenta una hoja de ruta para que se detecten casos así, si es que vuelve a pasar. A su juicio, hay que acometer «reformas profundas» dentro de Emulsa.

RESPONSABILIDAD POLÍTICA

En el caso de Foro, su portavoz, Jesús Martínez Salvador, ha mostrado su preocupación por lo ocurrido en Emulsa. Para él, es preciso abordar el problema con seriedad y eso no se hace solo con el cese del gerente, ha considerado.

El Gobierno, además, se escuda, según él, en que actuó cuando lo supo. Ha incidido, en cambio, en que fue el gerente de Emulsa quien llevó el caso a Inspección de Trabajo. Para el portavoz de Foro, también hay una responsabilidad política. Ha pedido, por ello, poner luz y taquígrafos y que se exija responsabilidades a quien no ha actuado diligentemente.

Por parte de Ciudadanos, su portavoz, José Carlos Fernández Sarasola, ha señalado que, después de 20 años –tiempo que lleva el trabajador denunciado en la empresa–, no es un problema puntual sino estructural, por lo que los cambios debe hacerse en su conjunto e incluso en todas las empresas públicas.

Ha animado, por esta cuestión, a revisarlo todo y repensarlo «absolutamente todo» e incluso la Presidencia. «Tener una Presidencia florero no sirve de nada», ha considerado. A su juicio, tiene una enorme responsabilidad también el presidente y ha alentado a reflexionar sobre si tiene sentido que sea un concejal el presidente de estas empresas municipales o qué funciones se le otorgan.

«La imagen de Emulsa está ahora absolutamente por los suelos», ha lamentado, a lo que ha recordado que siempre fue una empresa «modélica». Ha augurado, también, que se tardará años en recuperar esta imagen.

La portavoz del PP, Ángela Pumariega, por su parte, ha mostrado su repulsa a la agresión contra las mujeres y ha defendido tolerancia cero ante estos hechos. Ha dicho no entender, además, cómo no se hizo nada en 20 años ante unos hechos «de extrema gravedad». Asimismo, ha opinado que se está poniendo en entredicho a todo el Ayuntamiento.

Ha apuntado, además, que precisan de más información y ha solicitado la celebración de un Consejo Extraordinario. Ha pedido, eso sí, no actuar de forma impulsiva, si no una vez que se tenga la información. También ha defendido el actuar de forma ejemplar, pero contando con toda la información posible.

LAVADO DE CARA

Por su parte, el portavoz de Vox, Eladio de la Concha, ha defendido la actuación del representante de su grupo en el Consejo, en el que, según él, solo se comunicó que había habido una pérdida de confianza y que venía de hace años.

Para Vox, el cese solicitado del gerente era «un lavado de cara». A esto ha sumado que si la alcaldesa gijonesa, Ana González, dice que en cuanto se enteró tomó medidas, ha recalcado que el gerente hizo lo mismo.

Desde la FAV, el consejero en Emulsa Luis García ha señalado que en el Orden del Día no figuraba el caso concreto que el presidente de Emulsa quería abordar. Tampoco cree que el problema se solucionara solo con la destitución del gerente y ha pedido más información antes de adoptar una decisión conjunta en la FAV.

Por su lado, Alejandro Rodríguez, consejero de CCOO y trabajador de Emulsa, ha animado a ponerse en contacto con los sindicatos a cualquier empleado que sufra este tipo de comportamientos.

Sobre el caso en cuestión, ha recalcado que se omitió «interesadamente» en el Orden del Día que el motivo era «cargarse» al gerente para que el Ayuntamiento hiciera lo que quisiera, en su opinión. Ha recalcado que desde CCOO se pidió más información, ya que 15 días antes Ron había ensalzado la figura de Baragaño.

También ha recalcado que si bien el presidente de Emulsa dice que no sabe nada de ningún caso de acoso en Emulsa hasta el pasado 4 de octubre, y que no puede hacer nada, en realidad, según CCOO, el pasado 2 de septiembre un representante de UGT trasladó tanto a Ron como a Baragaño la existencia de esta denuncia por acoso y que se estaba dilatando el proceso.

Al tiempo, ha indicado que él mismo como trabajador de Emulsa y que formó parte de la Comisión de Investigación de este caso, «no sabía nada» antes de que se creara esta. Ha incidido, además, en que si fuera un caso ‘vox populi’ en la empresa como alguien dijo, quien lo sabía, debía denunciarlo.

También ha recalcado que CCOO tenía que actuar de forma confidencial cuando se supo, porque así lo marca el protocolo antiacoso. De hecho, ni siquiera la Dirección de la empresa se puede enterar hasta que se tengan las conclusiones de la Comisión de Investigación.

Ha defendido, unido a ello, la profesionalidad de los mandos intermedios de Emulsa, a lo que ha recalcado que «hay manzanas podridas en todas partes».

Asimismo, ha señalado que el gerente dice que actuó como creyó que tenía que actuar. No obstante, desde Foro se ha precisado que Baragaño tuvo conocimiento de las conclusiones de la Comisión de Investigación el 26 de septiembre y lo traslada a Inspección de Trabajo el 6 de octubre. Martínez Salvador también ha recalcado que era «imposible» saber de este acoso durante los ocho años que Foro gobernó en la ciudad.


- Te recomendamos -