GIJÓN, 18 (EUROPA PRESS)

Trabajadores de Duro Felguera, arropados por sindicatos, representantes políticos y sociedad civil, se han concentrado este miércoles en la plaza Mayor de Gijón para expresar su rechazo al ERE «desproporcionado» planteado por la empresa, que afectaría a 208 empleados, y para exigir un plan de viabilidad que garantice el futuro de la compañía.

En este sentido, el secretario general de la Federación del Metal de UGT en Asturias, Jenaro Martínez, en declaraciones a los medios de comunicación, ha mostrado su rechazo a un ERE «inadmisible y desproporcionado», que deja sin carga de trabajo prácticamente a Duro Felguera, según él. A este respecto, ha incidido en que afecta al 35 por ciento de las cuatro empresas del grupo Duro Felguera afectadas por este ERE.

Martínez ha apuntado que desde UGT buscarán minimizar el impacto del ERE anunciado por la empresa y que haya un plan industrial, que de dé viabilidad y que no signifique en exclusiva un despido colectivo en el que dejan a 208 trabajadores «tirados en la cuneta».

A la empresa le ha trasladado que para poder llegar a acuerdos es preciso moverse de las posiciones iniciales. Respecto a la reunión de este próximo jueves, ha explicado que seguramente se siga analizando la documentación presentada por la compañía.

Sobre la reunión con la alcaldesa de Gijón, Ana González, en el marco de la movilización de este día, y el papel de las administraciones, ha señalado que es evidente que quien presenta el ERE es la empresa.

Y si bien desde UGT apoyaron que hubiera una búsqueda de una solución a través de un fondo de solvencia para las empresas afectadas por la situación generada por la COVID-19, del que Duro Felguera recibió 126 millones de euros, creen que no han servido para buscar la viabilidad pretendida de la compañía, sino para que presenten este ERE.

«No vamos a entrar a decir en ningún caso que el despido es un mal menor», ha recalcado con respecto a las palabras del consejero de Industria. Sí que ha señalado que van a respetar los tiempos de la negociación

El secretario general de CCOO de Industria en Asturias, Damián Manzano, ha apuntado, por su lado, que llevan 15 días de negociación, en los que Duro Felguera ha repetido de manera «cansina» que es preciso despedir a 208 trabajadores, y al tiempo no pone encima de la mesa, según él, ninguna medida que permita garantizar la viabilidad de la empresa.

A mayores, ha opinado que estos despidos es la antesala de la desaparición de lo que es Duro Felguera tal como se conoce hoy. Asimismo, ha recalcado que ante la Comisión Nacional de Mercados de Valores dijeron que había varios inversores interesados, mientras que hasta la fecha no ha trasladado a la mesa de negociación que haya alguno de ellos. Es por ello, que ponen «muy en duda» este hecho.

Por todo ello, para CCOO no hay alternativa a los despidos y continuarán con la movilización, presionando a la empresa «todo lo que sea necesario».

Ha mostrado su deseo, al tiempo, de que se apruebe en el Parlamento asturiano una proposición no de ley con respecto a la empresa, de la que ha recordado que recibió muchos millones de euros de fondos públicos.

En el caso de la CSI, el representante en la mesa negociadora Rubén Alonso ha expresado su rechazo al ERE ya que toda la plantilla tiene carga de trabajo, por lo que no ve sentido a los despidos. Y de procederse estos, ha augurado que la empresa no sería viable porque no se podría asumir esta carga de trabajo. Incluso ha apuntado que hay subcontrataciones para ejecutar el trabajo.

A su modo de ver, los únicos despidos que tendrían sentido son de directivos que, a su modo de ver, son los que han estado «destrozando» la empresa todos estos años. Ha recalcado, en este sentido, que ninguno de ellos figura entre los 208 despidos anunciados.

Durante la concentración, en la que han participado más de un centenar de personas, se ha dado lectura a un manifiesto y representantes sindicales se han reunido con la alcaldesa gijonesa.

CAPITAL HUMANO

Precisamente la regidora, en declaraciones posteriores a la reunión, ha destacado que Duro Felguera forma parte de la tradición industrial local y de la región.

También ha indicado que no se puede hablar de apoyo a la industria si se permite perder capital humano de empresas tan importantes como Duro Felguera. Al tiempo, ha querido reconocer el trabajo realizado y que ha permitido que Duro Felguera sea un referente nacional e internacional.

Para ella, es un bagaje que ni Gijón ni Asturias puede perder. Es por ello que, a propuesta de la representación sindical, se planteará en la Junta de Portavoces de este jueves una Declaración Institucional de apoyo a Duro Felguera y al mantenimiento del empleo en esta empresa, para su aprobación en el Pleno del próximo viernes.

En cuanto al manifiesto, además de plantear la situación en la empresa y rechazar el despido de 208 trabajadores, han exigido también el apoyo «claro y sin fisuras» de la clase política asturiana,» que no puede pretender hacernos creer que estos despidos son el mal menor, como por desgracia algunos ya han dicho, y mucho más después de tan cuantiosas ayudas», remarcan en el escrito.

Además, a Duro Felguera le reclaman un plan industrial claro, en el que se permita vislumbrar el futuro de la actividad, «que permita despejar las incertidumbres y que no aboque, como esta pérdida masiva de puestos de trabajo, al final de la empresa en su totalidad a no mucho tardar y si no se ponen otras medidas encima de la mesa».


- Te recomendamos -