Esta medida supone la supresión de los exámenes de septiembre en Asturias

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Educación ha comunicado este miércoles la decisión de adelantar de septiembre a junio la evaluación extraordinaria de 1º de Bachillerato desde este mismo curso.

Los exámenes deberán realizarse, al menos, quince días después de la prueba ordinaria y la fecha límite será el viernes 23 de junio de 2023. De esta manera, la última semana del mes quedará disponible para resolver posibles reclamaciones.

La consejera Lydia Espina ha informado sobre esta medida en la reunión que ha mantenido con el Comité de Direcciones de Secundaria, que fue precisamente el órgano que propuso su aplicación. Además, se ha enviado un boletín a los centros docentes para comunicarles la decisión y para que incluyan el cambio en la Programación General Anual (PGA), cuyo plazo de presentación se ha ampliado hasta el 15 de noviembre.

«Educación ha respaldado la propuesta, pues considera que es positiva desde el punto de vista pedagógico y que favorece la igualdad de oportunidades entre el alumnado. Asimismo, entiende que mejorará la organización interna de los centros, tanto en el inicio como en el final de curso», han indicado desde el Principado a través de nota de prensa.

Por su parte, el alumnado deberá respetar el periodo lectivo establecido en el calendario escolar, independientemente de que tenga que realizar o no la prueba extraordinaria.

Este cambio de fecha permitirá también unificar el calendario de las etapas no universitarias. Así, con el traslado a junio de la prueba extraordinaria de 1º de Bachillerato se completa la supresión de los exámenes de septiembre en Asturias.

El curso pasado se eliminaron los de Secundaria, tras la entrada en vigor del Real Decreto 984/2021, de 16 de noviembre. Previamente ya se había adaptado la evaluación extraordinaria de 2º de Bachillerato a la prueba de acceso a la Universidad (EBAU), que se celebra en los meses de junio y julio.


- Te recomendamos -