OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

La Junta General del Principado de Asturias (JGPA) ha rechazado una moción de Foro Asturias que pedía frenar el protocolo firmado entre Gobierno estatal, autonómico y el Ayuntamiento de Oviedo para los terrenos de la Fábrica de Armas de La Vega.

La iniciativa contó con el respaldo de Podemos, IU, Vox y el portavoz de Foro Asturias, Adrián Pumares. Votaron en contra, sin embargo, PSOE, PP, Ciudadanos, el diputado del Grupo Mixto Armando Fernández Bartolomé y el otro diputado de Foro Asturias, Pedro Leal.

El protocolo fue rubricado el pasado 22 de julio por la ministra de Defensa, Margarita Robles, el presidente del Principado, Adrián Barbón, y el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli. Aquel día, los tres dirigentes se comprometieron a formalizar el protocolo en un convenio en siete meses.

El documento firmado contempla la creación de más de 25.000 metros cuadrados de zonas verdes, el mantenimiento «de una parte significativa» del patrimonio histórico e industrial de la ciudad, la creación de un polo de actividad de desarrollo económico, tecnológico, y la implantación de un uso residencial en la zona, con 1.000 viviendas proyectadas.

Ante este protocolo, el portavoz de Foro Asturias, Adrián Pumares, ha criticado que responda a «especulación urbanística» y ha pedido que se paralice el proceso iniciado. Ha criticado además el «agravio comparativo» respecto a la cesión de la fábrica de armas de La Coruña a la Universidad.

El portavoz de Foro ha reprochado al Ministerio su «posición especulativa» con estos terrenos, así como el «abandono» de estos últimos años. Considera el portavoz de foro que el coste ocasionado por el «desprecio» a los usos industriales de La Vega «convertirá en un despilfarro» todo lo que se dedique a este espacio.

Los grupos parlamentarios de Podemos, IU y Vox han respaldado la iniciativa, al entender que el protocolo no ofrece una solución «aceptable» para los espacios.

Así, el diputado de Podemos Ricardo Menéndez Salmón ha criticado que con este protocolo el Ministerio de Defensa tenga la «tentación» de «hacer caja» con el patrimonio industrial de Oviedo, y ha cuestionado la construcción de las 1.000 viviendas. «Responde a especulación urbanística», ha asegurado.

En la misma línea, la portavoz de IU Ángela Vallina ha señalado que este convenio es «discriminatorio» frente a la solución alcanzada en La Coruña, y deja en el aire «incógnitas» referidas a elementos protegidos o a la descontaminación del suelo.

Desde Vox, la diputada Sara Álvarez Rouco ha subrayado que su grupo siempre ha sido crítico con la aprobación del protocolo, y ha lamentado la «falta de transparencia» del mismo. A ello se suma el «daño» que puede suponer para este conjunto, al «afectar considerablemente» a su fisionomía.

POSICIONES CONTRARIAS

En contra de esta iniciativa, el diputado socialista René Suárez ha reprochado al portavoz de Foro que lleve este asunto al pleno porque no tiene representación en el Ayuntamiento, y ha defendido el protocolo, aunque ha reconocido que «no sería el mismo» si el PSOE gobernase en Oviedo.

Desde el PP, el diputado Pablo Álvarez-Pire ha defendido que el acuerdo «es positivo» y contempla «diferentes usos». El parlamentario ‘popular’ ha aprovechado su intervención para mostrar su «preocupación» por el cambio de criterio de Barbón en torno al protocolo y porque ponga «en tela de juicio» un acuerdo «tan importante» para Oviedo y Asturias.

El diputado de Ciudadanos Sergio García, por su parte, ha defendido también el acuerdo y ha reprochado a Foro que esté en «proceso electoral» al negarse a acuerdos como este. «Flaco favor hacemos si lo tiramos por el suelo» ha remarcado, defendiendo que la intención es «revitalizar» una zona que «ahora es un erial».

Desde el grupo Mixto, Armando Fernández Bartolomé ha reconocido que «hay dudas» respecto al proyecto y ha abogado por «estar vigilantes y buscar consensos», pero ha subrayado que este protocolo «es el inicio de un camino que debería culminar en un proyecto para La Vega».


- Te recomendamos -