OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

El acusado de atropellar mortalmente a Mamel Castañón, en Oviedo en mayo de 2019 y darse a la fuga, ha declarado este miércoles que cuando vió a la víctima cruzar «de manera oblicua» y con el semáforo en verde para los vehículos pitó en numerosas ocasiones. «Cuando ya estaba cerca frené y pité que casi reviento el pito, pité de tal forma que te pueden hasta multar, pero él no se detuvo, se abalanzó sobre el coche aumentando su velocidad».

El procesado, que únicamente ha respondido a su abogado, Ricardo Álvarez Buylla, ha explicado que en el momento de los hechos circulaba «más o menos a 50 o 55 kilómetros por hora» y aunque «no está seguro» cree que quizás a menos de esa velocidad.

Ha indicado que en ese momento «no había ni peatones ni coches y Oviedo desierto». «Lo primero que observé es que los semáforos estaban en verde y vi que salió –la víctima– de la nada, tenía el primer pie en la carretera y siguió cruzando. Cuando me percaté de su presencia pité dos veces cuando estaba a unos 30 metros, pero él continúa cruzando, entonces yo levanto el pie del acelerador y el cruza en forma diagonal u oblicua», ha declarado ante la Jueza del Penal número 3 de Oviedo.

La Fiscalía considera considera al acusado autor de un delito de conducción temeraria, en concurso con un delito de homicidio por imprudencia grave por abandono del lugar de los hechos. Por ello solicita se condene al acusado a 6 años de cárcel y retirada del carné de conducir por 8 años, lo supondría la pérdida de la vigencia de la licencia o permiso que habilite para la conducción.

((HABRÁ AMPLIACIÓN))


- Te recomendamos -