OVIEDO, 21 (EUROPA PRESS)

El Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) ha reforzado la seguridad y el control de acceso a sus instalaciones en la Sala del 112 y prepara nuevas medidas después de que un hombre entrase en el equipamiento de La Morgal y agrediera a un coordinador.

Así lo ha confirmado este viernes la portavoz del Ejecutivo, Melania Álvarez, al término de la reunión del Consejo de Gobierno, asegurando que se está trabajando para reforzar la vigilancia con medidas inmediatas y otras a medio plazo, así como para evaluar riesgos laborales por violencia externa.

Además, la consejera ha incidido en que no se puede «tolerar» ese tipo de comportamientos ni justificar actitudes violentas. Del mismo modo, confirmó que los servicios jurídicos ofrecerán acompañamiento jurídico al empleado durante el proceso derivado de la agresión.


- Te recomendamos -