OVIEDO, 21 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Área de Gijón solicita, entre otras penas y medidas, 10 años de prisión para un acusado de facilitar hachís a menores en su piso de Gijón y de proponerles sexo a cambio de dinero o droga. El escrito de acusación del Ministerio Fiscal, que interesa que dada la naturaleza de los hechos la vista oral se celebre a puerta cerrada, ya ha sido presentado en el Juzgado deInstrucción número 4 de Gijón.

El Ministerio Fiscal sostiene que el principal acusado, de 70 años, desde al menos el año 2015, contactaba con menores, invitándoles a acudir a su domicilio de Gijón, donde les entregaba pequeñas cantidades de dinero o les facilitaba hachís, queconsumían en el salón y en su presencia.

En otras ocasiones, eran los otros dos acusados, de 20 y 23 años, quienes facilitaban el hachís a los menores, que lo consumían en presencia del principal acusado en su piso, el cual ofrecía deforma habitual para ese fin.

Además, el hombre incitaba a los menores para que estos, a su vez, contactaran con otros y les invitaran a subir al piso para fumar hachís, y con ello, entablar una relación de amistad. Con esto, el acusado pretendía ganarse la confianza del mayor número de chicos posible con la finalidad de mantener relación sexuales con ellos bajo la promesa de facilitarles dinero, hachís o permitirles estar en su casa consumiendo droga libremente.

Así, con ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, en una fechano determinada del año 2015 o 2016 propuso a uno de los jóvenes (nacido en 2001) al cual había facilitado hachís en repetidas ocasiones, practicar una felación, a lo que el menor no accedió.

Otro día no determinado del verano de 2017 por la tarde, ofreció dinero a otro joven, también nacido en 2001, a cambio de dejarse tocar el pene, no accediendo el menor, al que igualmente el acusado había facilitado hachís en más de una ocasión. Por otro lado, en una fecha no determinada del otoño de 2021, el acusado puso una mano en la pierna de otro de los jóvenes y le ofreció dinero a cambio de sexo, sin que este accediera.

El 11 de noviembre de 2021, con motivo de un registro practicado en el domicilio del procesado principal se intervino a otro de los acusados un total 5,28 gramos de hachís, con un valor de 38,21 euros, destinados al suministro a menores.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública y de tres delitos de corrupción de menores. Del delito contra la salud pública responderían los tres acusados y el acusado principal, además, de los tres de corrupción de menores.

Así solicita que se impongan a cada acusado, por el delito contra la salud pública, 4 años de prisión y multa de 100 euros, conresponsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un día porcada 50 euros no satisfechos. Al acusado principal, además, por cada uno de los delitos de corrupción de menores, le piden 2 años de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión, oficio o actividad relacionada con menores duranteel tiempo de la condena y la medida de libertad vigilada y prohibición de acercamiento a menos de 200 metros a los jóvenes sus domicilios, centros de estudios o trabajo o cualquier otro en el que se encuentren, así como de comunicar con ellos por cualquier medio, durante 3 años.


- Te recomendamos -