OVIEDO, 22 (EUROPA PRESS)

Cerca de 13.000 familias que residen en zonas aisladas y dispersas de Asturias tendrán, por fin, acceso a Internet de alta velocidad. Se trata de vecinos que ahora cuentan con una señal de bajo rendimiento o que, directamente, carecen de conexión.

Así lo comunicó el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital la semana pasada, al hacer público el resultado provisional de la segunda convocatoria del Programa ÚNICO-Banda Ancha, financiado por el fondo Next Generation EU y dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El operador Adamo, principal adjudicatario a escala nacional de las subvenciones comunitarias para extender fibra en áreas rurales (312.000 viviendas en 17 provincias), será la empresa que llevará a cabo el cableado en el Principado.

Para ello, recibirá 4,4 millones de euros, cantidad que completará con otros 3 millones de capital privado hasta alcanzar los 7,4 de presupuesto total. El plazo para la instalación comenzará una vez que la resolución sea firme y finalizará el 31 de diciembre de 2024.


- Te recomendamos -