OVIEDO, 25 (EUROPA PRESS)

La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez ha indicado este martes en sede parlamentaria que los cambios previstos a realizar responden a la aplicación de la Ley de Derechos y Garantías Vitales y ha vuelto a reiterar que el objetivo prioritario del Gobierno es garantizar la capacidad de respuesta del sistema de garantías. «Huimos del café para todos», ha añadido Álvarez.

Melania Álvarez respondía así a la pregunta urgente del Diputado del Grupo Parlamentario Podemos Asturies, Rafael Palacios García a la Consejera de Derechos Sociales y Bienestar sobre los cambios a realizar respecto a las percepciones del Salario Social. La consejera que además compareció a petición propia para abordar este asunto, ha explicado que lo que buscan con esas medidas es «una atención continuada de las personas».

«Mi cometido debe ser favorecer la inclusión y para ello debo combatir la pobreza y no asistirla», ha indicado la consejera que ha lamentado que «hay muchos mitos alrededor de la gestión del salario social» que conviene desmontar.

Así ha ofrecido los datos referidos a la actividad desplegada por el Gobierno de Asturias para implantar el ingreso mínimo vital en la comunidad. Las distintas medidas impulsadas por el Principado para facilitar la puesta en marcha de esta renta estatal han permitido rebajar casi un 90% la lista de espera del salario social básico.

Ha resaltado que desde septiembre de 2019 hasta ahora, los titulares del salario social básico han pasado de 22.284 a 14.319 (7.965 menos). Respecto al plazo de tramitación, se ha reducido de 6 a 1,5 meses. Además, las solicitudes a la espera de tramitación han bajado de 1.478 a 187. En cuanto al gasto medio mensual, ha disminuido desde los 9,9 hasta los 6,4 millones.

POSICIÓN DE LOS GRUPOS

El portavoz de Podemos, Rafael Palacios, ha sido muy crítico con la consejera a la que ha recordado que «los derechos subjetivos no se pueden ni se deben condicionar».

Ha lamentado que el Gobierno asturiano compre «el argumento de la derecha extrema hablando de paguitas, de que la gente no quiere trabajar o estigmatizando a colectivos, un discurso clasista por el que Vox ya ha felicitado a la consejera en varias ocasiones».

«No sabemos si está satisfecha por recibir el apoyo del PP y Vox, le felicitan los fascistas y le censuran las organizaciones del tercer sector y el Colegio de Trabajo Social, si esto no le hace reflexionar yo ya no se», ha indicado Palacios.

Las fuertes críticas de Palacios y su actitud, que ha decidido incluso prescindir de la respuesta de la consejera, han sido afeadas por la diputada del PP, Reyes Fernández Hurlé. La ‘popular’ ha recordado que su grupo siempre ha defendido esta prestación, pero lo que ha venido criticando es la gestión de la misma. «En el PP nadie ha llamado vago a ningún perceptor del salario social, nadie dijo eso jamás», ha indicado la diputada ‘popular’.

El diputado de Ciudadanos, Manuel Cifuentes, ha pedido huir de la «batalla política». «Yo si que la voy a felicitar por la valentía que ha demostrado en su gestión ante los problemas que se ha encontrado y le pido que no pierda el tiempo en batallas políticas y lo aproveche para mejorar la gestión con valentía».

El portavoz de IU, Ovidio Zapico ha pedido a la consejera que trate de buscar «los lugares comunes con la izquierda parlamentaria» y ha mostrado su disconformidad con que una herramienta como el Salario Social pueda ser ahora cuestionada.

Desde Foro Asturias, Adrián Pumares se ha interesado por la coordinación entre las diferentes áreas del Gobierno para favorecer la empleabilidad y conocer más los perfiles y razones de quienes rechazan las ofertas de trabajo o de formación.

La diputada de Vox, Sara Álvarez ha insistido en que la sociedad asturiana es «subsidiada» y en que el modelo social del Gobierno socialista es «fallido» y mantiene un alto nivel de pobreza y mendicidad en Asturias, por mucho que la consejera lo presente como «un modelo brillante».

El diputado del Grupo Mixto, Armando Fernández Bartolomé, ha indicado que el gran problema pasa por las características del mercado laboral y la alta tasa de la economía sumergida, algo que imperiosamente afecta al salario social y la búsqueda de empleo.


- Te recomendamos -