OVIEDO, 27 (EUROPA PRESS)

La consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismu, Berta Piñán, ha afirmado este jueves que la Fábrica de Armas de La Vega tiene una protección patrimonial que garantiza que todas las actuaciones a realizar en un futuro tengan que estar aprobadas y supervisadas por Cultura y por el Consejo de Patrimonio.

«Disponemos de los medios legales y de la protección adecuada para garantizar que el desarrollo futuro de La Vega se realice de una manera respetuosa con el patrimonio cultural que atesora», ha asegurado Piñán durante la Comisión de Cultura de la Junta General, donde ha sido interrogada por la diputada de IU Ángela Vallina sobre si se va a revisar la protección de sus bienes.

En ese sentido, la consejera ha señalado que aunque el Principado no puede declarar BIC la totalidad del complejo al ser propiedad del Estado, La Vega sí que forma parte del patrimonio industrial del concejo y tiene protecciones individuales en varios elementos, además de estar incluida en parte de la protección de Santuyano y del Camín de Santiago.

Así, ha señalado que el «convenio de intenciones» entre Defensa, Principado y La Vega recoge la realización de estudios arqueológicos previos por parte del Ayuntamiento, por lo que ha destacado el «interés» de Cultura por garantizar «una intervención adecuada» en los elementos del patrimonio industrial.

Una prueba, a juicio de Piñán, de que desde su departamento utilizan todas «las posibilidades legales existentes en materia patrimonial para que las intervenciones en estos ámbitos tan sensibles se hagan de manera coherente con el patrimonio cultural e industrial de Oviedo».

Por otro lado, Vallina ha criticado la firma del convenio de La Vega sin determinar el valor cultural de los componentes de este conjunto y la falta de interés, a su juicio, de Cultura por proteger los edificios que no tienen protección y que se ha anunciado que se van a derruir.

«El convenio sobre La Vega es un fracaso, porque esta inspirado más en el interés particular que el colectivo», ha afirmado Vallina, que ha defendido las voces en contra del convenio, que vienen desde profesores universitarios, ya que «buscan proteger un patrimonio histórico que no es solo de Oviedo, es de todos los asturianos».


- Te recomendamos -