Carmen Linares y María Pagés actúan por sorpresa durante la entrega de los Premios Princesa de Asturias. (Jorge Peteiro / Europa Press)
(Jorge Peteiro / Europa Press)

La cantaora Carmen Linares y la bailaora María Pagés, Premio Princesa de Asturias de las Artes, han protagonizado la sorpresa de la ceremonia de entrega de estos galardones.

Después de recibir esta distinción de manos de la princesa Leonor, las dos artistas actuaron de manera improvisada sobre el escenario del Teatro Campoamor, para deleite de la Familia Real, los galardonados y demás asistentes al acto.

Oviedo ha acogido la cuadragésima segunda edición de los Princesa de Asturias, que pone el broche a una semana de eventos en el Principado.

Además de a Linares y Pagés, la Fundación Princesa de Asturias ha reconocido este año a Adam Michnik (Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades), Eduardo Matos Moctezuma (Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales), la Fundación y Equipo Olímpico de Refugiados (Premio Princesa de Asturias de los Deportes), Juan Mayorga (Premio Princesa de Asturias de las Letras), Ellen MacArthur (Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional), Geoffrey Hinton, Yann LeCun, Yoshua Bengio y Demis Hassabis (Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica), y Shigeru Ban (Premio Princesa de Asturias de la Concordia).

El acto ha comenzado a las 18.36 horas en el Teatro Campoamor de Oviedo, presidido por los Reyes de España y con la presencia de la princesa Leonor, la Infanta doña Sofía y la Reina Emérita, doña Sofía. A su llegada, la Familia Real ha sido recibida por el presidente y la directora de la Fundación, Luis Fernández-Vega y Teresa Sanjurjo; el presidente del Principado, Adrián Barbón; el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el presidente del Senado, Ander Gil; y los ministros Miquel Iceta y Luis Planas.

Mención a la guerra de Ucrania

Durante el evento, tanto el Rey Felipe VI como el periodista Adam Michnik se han referido a la situación que atraviesa Ucrania. El monarca ha incidido en que «en Ucrania, la guerra está destruyendo vidas; también proyectos de futuro, ilusiones y esperanzas, sentimientos y emociones personales», añadiendo que la idea originaria de «una Europa unida para conseguir y preservar la paz en el continente sigue estando plenamente vigente».

Adam Michnik, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, ha afirmado que “Putin no es Rusia” y ha pedido respeto para los opositores al mandatario porque «son ellos los que defienden el honor de Rusia». Además, ha recalcado que «Putin no puede ganar esta guerra» y que «ayudar a Ucrania en su lucha es el deber de todos los demócratas del mundo y la solidaridad con Ucrania de los demócratas de tantos países inspira admiración y esperanza». Asimismo, ha advertido del riesgo que supone para la democracia que el populismo, el nacionalismo y el autoritarismo estén «ganando terreno».

El presidente de la Fundación Princesa de Asturias, Luis Fernández-Vega, ha elogiado el papel de la institución que preside. «Es un instrumento extraordinario, potente y vivo para construir un mundo mejor desde Asturias y desde España», ha dicho en su último discurso en la ceremonia como presidente, tras cuatro años al frente de la Fundación. En diciembre, le sustituirá la catedrática de Economía Financiera y rectora de Cunef Universidad, Ana Isabel Fernández Álvarez.

Por su parte, la galardonada con el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional, Ellen MacArthur, ha defendido la economía circular como un modo de proteger la biodiversidad del planeta, y se ha mostrado confiada en que este nuevo sistema económico haga a la actual generación «permitir que las futuras generaciones puedan transmitir un planeta más saludable», con una economía «próspera» que crezca «en armonía con la naturaleza y no contra ella».

El dramaturgo español Juan Mayorga ha aprovechado su discurso en la ceremonia para rendir un homenaje al teatro. En una intervención cargada de referencias al pasado y a su relación «íntima y apasionada» con las letras, Mayorga ha dicho que siempre ha encontrado en los teatros «un lugar de respeto» y de «compañía».

El premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales, el arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma, ha afirmado que en el año 1521 –año en que los españoles en alianza con varios pueblos indígenas conquistaron la capital de los aztecas– se produjo «el encuentro de dos maneras de pensar diferentes, de sociedades que tenían su propia visión del universo».

Así, ha explicado que lo que hoy son España y México «venían, de siglos atrás, arropados en sus propias historias», pero en el año de 1521 se dio «la conjunción de ellas» y ha señalado que los dos países «están unidos por lazos indisolubles».

El discurso de la princesa Leonor

Por su parte, la princesa Leonor ha afirmado: “Los jóvenes somos conscientes de que la situación actual no es fácil, de que el mundo ha cambiado y sigue cambiando y de que la mejor manera de progresar pasa por mantener el entusiasmo por conocer, equiparnos con responsabilidad y capacidad de esfuerzo, aprender de los que saben, de quienes hacen lo suyo de manera impecable, a menudo en silencio», ha reivindicado la heredera del trono, refiriéndose a los galardonados este año con los Premios Princesa de Asturias como fuente de ese aprendizaje.

Tras la Princesa de Asturias, ha tomado la palabra el Rey Felipe VI apelando a perseverar en la consolidación de la Unión Europea en esta época crucial que atraviesa. El monarca ha reconocido que «momentos adversos como los actuales, provocan dudas e inquietudes sobre la propia construcción europea». Sin embargo, ha dejado claro que la guerra en Ucrania no podrá destruir nunca la cultura como tampoco la libertad ni la dignidad de los seres humanos.

El Rey ha aprovechado también para dirigir unas palabras a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía poniendo a los premiados como ejemplo: «A vosotras y a todos los jóvenes de vuestra generación, os animo a miraros aún más en ellos, en sus obras, en sus esfuerzos y aspiraciones, en su generosidad y en su gratitud. Nos ayudarán aún más a avanzar como sociedad. Porque ellos representan, en definitiva, valores y cualidades que son cada vez más indispensables en este siglo XXI. En Asturias se pone de manifiesto su alcance y significado; Asturias nos demuestra, de nuevo, que es capaz de reconciliarnos con lo mejor del género humano«.

La ceremonia ha concluido con la música de la Real Banda de Gaitas ‘Ciudad de Oviedo‘, con el pasacalles ‘El Xarreru’, acompañando a los premiados en su salida y con el Rey dando por clausurada la edición de este año y convocando los Premios Princesa de Asturias 2023.

También te puede interesar:


- Te recomendamos -