OVIEDO, 3 (EUROPA PRESS)

La portavoz de Izquierda Unida, Ángela Vallina, ha defendido este jueves en el Pleno la Proposición de Ley presentada por su grupo para tramitar una ley con el fin de recuperar el Consejo Económico y Social de Asturias (CES) «un órgano de participación que se suprimió en la anterior legislatura y que ahora se pretende constituir con una estructura más ágil y sin ningún cargo de representación remunerado».

La propuesta ha salido adelante con el apoyo de los grupos del PSOE, el partido que gobierna en Asturias, además de Podemos e IU. Desde el PSOE, René Suárez ha dicho que cuando el órgano se suprimió se perdió «calidad democrática».

El PP, por su parte, ha terminado absteniéndose en la votación. Ha dicho que son coherentes y que si el organismo se recupera tiene que ser económico y con más presencia del parlamento asturiano. En cualquier caso ha dicho que la propuesta le plantea dudas y que por eso se abstienen.

Vallina ha manifestado que esta propuesta que firma su grupo está consensuada con organizaciones como UGT y CCOO y la Federación Asturiana de Empresarios (FADE).

Ha recordado Vallina que el CES fue extinguido en 2017 a raíz de una iniciativa parlamentaria apoyada por PP, Podemos, Foro y Ciudadanos. «Consideramos que la decisión fue un error fruto del momento político de ‘populismo’ que se vivía», ha indicado Vallina, que ha recordado que algunas de las CCAA que lo suprimieron lo volvieron a recuperar, a excepción de Asturias Castilla La Mancha.

«Asturias no puede seguir siendo un excepción», ha indicado Vallina, que ha recordado que 15 CCAA tienen Consejo Económico Social.

Mientras que el consejo de Gobierno ha renunciado a realizar criterio sobre la toma en consideración, desde el grupo socialista su diputado René Suárez ha lamentado la «demagogia» de los grupos parlamentarios y ha recordado que en 2017, con los votos de todos los grupos menos el del PSOE e IU, se decidió dar un paso atrás en calidad democrática.

«Esta iniciativa nos invita a avanzar recuperando el Consejo Económico y Social, un órgano que existe en casi todas las CCAA. Hoy toca decidir si recuperamos una herramienta democrática y si avanzamos en el diálogo social institucionalizado porque el Consejo Económico Social es fortalecimiento institucional», ha dicho.

En este sentido ha indicado que en el PSOE lo tienen claro y ha añadido que si sale adelante esta toma en consideración será el momento de decidir que Consejo se quiere, el momento de sumar voluntades para que entre todos se decida que papel juega el CES en su nueva etapa.

El grupo parlamentario Podemos también ha aprobado la propuesta de IU. Según ha indicado el diputado Rafael Palacios, cuando el CES fue suprimido «había perdido su espíritu fundacional y su vocación de servir al interés general y se hacía necesario una renovación profunda y así se planteó». Así ha indicado que esta toma en consideración permite hacer precisamente eso, renovar el organismo.

El Grupo parlamentario del PP, que se abstuvo finalmente, no ha dado su apoyo a la propuesta, pero según Pablo González lo hacen porque en la misma no ven claro que se cumplan y garanticen las condiciones que cuando se suprimió el CES se ponían para crear un nuevo organismo.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández se ha mostrado muy crítica con la propuesta de IU y ha lamentado que algunos sigan apostando por los «chiringuitos para volver a colocar a los suyos y volver a repartirles sueldinos».

«Llevamos cinco años sin CES en Asturias y no conozco a nadie que lo eche de menos, a no ser quienes vivían de él», ha dicho Fernández que ha añadido que «este órgano sigue siendo tan innecesario como cuando se suprimió».

El portavoz de Foro, Adrián Pumares ha insistido en que el CES es «un organismo que no aporta absolutamente nada a la sociedad y que es caro».

«No vamos a sumarnos a esta toma en consideración de ley por varios motivos, el primero porque no ha cambiado nada desde que esta Junta general aprobó suprimir el CES y los motivos siguen plenamente vigente y quizás con más fuerza», ha dicho Pumares.

Desde Vox, su portavoz Ignacio Blanco, se ha mostrado «sorprendido» con lo que se propone en esta Cámara y con la «desconexión del Parlamento con la sociedad». «Yo sufrí al CES, con una media de 5 informes al año y un coste de unos 80.000 euros», ha criticado Blanco.

El diputado del Grupo Mixto, Armando Fernández Bartolomé, ha indicado que antes de suprimir el CES el Gobierno tuvo muchas oportunidades de modificarlo y no lo hizo. Ha manifestado que vota no a esta Ley porque está «edificada sobre una ilegalidad».

«Lo que no le puedo admitir es que diga que la supresión del CES fue «populismo» y ustedes deberían explicar por qué se suprimió ese órgano», ha indicado Fernández Bartolomé a la diputada de IU.


- Te recomendamos -