OVIEDO, 17 (EUROPA PRESS)

La portavoz del PP en la Junta General del Principado de Asturias (JGPA), Teresa Mallada, ha informado este jueves de que su grupo ha registrado una proposición no de ley en la Cámara asturiana con el objetivo de que todos los diputados asturianos «puedan manifestar públicamente su opinión sobre la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de derogar el delito de sedición».

La ‘popular’ se dirigió especialmente a los parlamentarios socialistas,»que «tendrán que decidir si están dispuestos a permitir que el ‘sanchismo’ sustituya y «aniquile» al socialismo» y les pidió que voten «en conciencia».

En opinión de Mallada, las palabras sobre este asunto del presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, en su intervención en el pleno del parlamento asturiano respaldan una decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que «pone la Ley al servicio de quienes la han vulnerado, con el único objetivo de fortalecerse a sí mismo en el poder».

«Barbón blanqueó una conducta deleznable del Presidente del Gobierno de España», criticó la ‘popular’. A continuación, Mallada analizó los argumentos esgrimidos por el presidente del Principado «para justificar la injustificable supresión del delito de sedición, y que no se sostienen».

En este sentido, la portavoz explicó que si bien la sedición viene regulado en el Código Penal dentro de los delitos contra el Orden Público, sí que afecta al Orden Constitucional, partiendo de la definición legal de este delito, recogido en el artículo 544.

«¿Cómo no va a afectar al Orden Constitucional si castiga al que impide por la fuerza que se apliquen las Leyes o que las autoridades apliquen las resoluciones judiciales o ejerciten sus funciones?», se preguntó en voz alta la ‘popular’.

Por otra parte, Mallada recordó a Barbón que el delito de sedición fue ratificado por un Gobierno socialista cuando aprobó en 1995 el Código Penal vigente y no fue reformado en las distintas modificaciones del Código penal llevadas a cabo por los socialistas en 2007 y 2010, «por lo que sí se ajusta a la actual realidad jurídica».

Respecto a la inexistencia de este delito en los países europeos de nuestro entorno, la popular negó la mayor y aseguró que conductas como la sedición, que constituyen un «ataque a la democracia», están castigados más duramente, como ocurre en Francia y Alemania.

Por último, rechazó que la supresión de este delito fuera un compromiso de Pedro Sánchez y recordó que el presidente decía incluso en 2018 que lo que sucedió en octubre del 2017 fue un delito de rebelión, un delito más grave y castigado con penas mayores. «La reforma del delito tampoco aparece en el diario de sesiones del Pleno de investidura de Pedro Sánchez», apuntó.

Para la ‘popular’ si los diputados socialistas apoyan esta medida de Sánchez «serán cómplices de la peor cesión del presidente a los independentistas».

Es, además una decisión, agregó, que según los últimos datos demoscópicos, es apoyada por menos del 20% de los españoles y por solo la mitad de los votantes socialistas.

Por último, la popular anunció que la proposición pide el mantenimiento del delito de malversación «tal y como viene regulado actualmente» para evitar que su modificación, «lo que sería un hecho de una enorme gravedad y de muy difícil justificación, por suponer no poder recuperar ingentes cantidades de dinero público».

«¿Es lógico pactar la modificación de un delito con delincuentes condenados por ese mismo delito? ¿Alguien entendería que se negociaran las penas por incendiar nuestros montes con los pirómanos? Apelo a la responsabilidad moral de los diputados socialistas para que en el próximo Pleno enmienden a sus presidentes y digan que esta decisión no les gusta, que prefieren defender a España y no al ‘sanchismo’. Que aún hay socialistas con escrúpulos», sentenció la popular.


- Te recomendamos -