OVIEDO, 1 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Salud detectó el año pasado 47 nuevas infecciones del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), una cifra similar a 2020 e inferior a años anteriores a la pandemia. La tasa de infección se situó en 4,6 casos por 100.000 habitantes.

Del total de los nuevos positivos, el 91,5% han sido por transmisión sexual, mientras que la transmisión por vía endovenosa y la transmisión vertical agrupan el 2,1%. En un 4,2% de los casos se desconocen los motivos, según ha informado el Principado en nota de prensa.

Por sexos, el 80,9% de los casos se ha diagnosticado en hombres y un 19,1% en mujeres. La transmisión en hombres que tiene relaciones sexuales con hombres supone el 55,8% del total de las nuevas infecciones, frente a la transmisión heterosexual, que se sitúa en el 44,2% (52,6% hombres y 47,4% mujeres). El grupo de población más afectado por las nuevas infecciones es el formado por hombres entre 35 y 44 años.

La Dirección General de Salud Pública señala que más de la mitad de los nuevos positivos por el VIH se diagnosticaron de manera tardía el año pasado.

La directora general de Salud Pública, Lidia Clara Rodríguez, ha recomendado en este Día Mundial del Sida que las personas que hayan tenido una exposición de riesgo soliciten una prueba en su centro de salud, o bien un test rápido en las farmacias habilitadas o en el Comité Antisida, “para empezar el tratamiento cuanto antes, en caso necesario”. En Asturias, 2.656 personas estaban a tratamiento el año pasado.

En 2021 se realizaron 38.483 pruebas de VIH en los laboratorios de la red sanitaria pública, 187 pruebas rápidas en farmacias y 293 pruebas rápidas en la Asociación Comité Anti-Sida de Asturias.

Salud Pública recuerda que el método más eficaz de prevención en prácticas sexuales de riesgo continúa siendo el uso del preservativo, ya que además de proteger frente al VIH también lo hace ante las infecciones de transmisión sexual (ITS) y a las hepatitis virales.


- Te recomendamos -