OVIEDO, 5 (EUROPA PRESS)

Los presupuestos de la Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático permitirán tener en marcha en 2023 más de un centenar de obras que mejorarán el saneamiento, la depuración y el abastecimiento de agua en 54 concejos.

Estas actuaciones se enmarcan en la partida de casi 95 millones consignada para infraestructuras hidráulicas, que crece un 12% respecto a este año e incluye también los gastos de explotación de los sistemas de depuración existentes.

En conjunto, el presupuesto de los programas de la consejería es un 25,6% superior al de este ejercicio y asciende a 148 millones. La inversión en materia de protección y mejora del medio ambiente y en infraestructuras hidráulicas y gestión del agua es de 37,8 millones, un 3% más que en 2022.

El vicepresidente del Gobierno de Asturias y titular de la consejería, Juan Cofiño, ha presentado este lunes Colunga las cuentas para el próximo año que, según ha afirmado, “contribuirán a atajar el cambio climático, a dinamizar la economía, a impulsar la cohesión territorial y social, así como a combatir el despoblamiento”.

“Las inversiones en abastecimiento, saneamiento y depuración de las aguas son medidas básicas para fijar población, incrementar la calidad de vida y hacer de los pueblos un lugar mejor para vivir y trabajar”, ha agregado.

El presupuesto destina 30 millones a saneamiento y depuración para lanzar nuevas actuaciones y avanzar con las ya iniciadas. De esta forma, un vez puestas en marcha este año las obras de las aglomeraciones urbanas de mayor tamaño, como es el caso de Nava-Bimenes, Puerto de Vega, Anleo, Aller, La Espina, Carreña (Cabrales), o el río San Miguel, en 2023 se acometerá la extensión de las mismas mediante la dotación de saneamiento a poblaciones rurales que están en su zona de influencia.

Es el caso de la margen derecha de la ría de Villaviciosa, con 1,1 millones; los 380.000 euros para el saneamiento de zonas rurales, concretamente San Juan de Moldes, en la aglomeración de la ría del Eo; o los dos millones destinados a Castrillón, con la ampliación de la red en el área de Quiloñu y Piarnu.

También se han estipulado partidas que permitirán iniciar las obras para solucionar el saneamiento y depuración de agrupaciones rurales con sistemas colectivos: 1,5 millones en Lloviu, L’Alisal y el río San Miguel, en Ribadesella; medio millón en Llanes; 750.000 en Arobes (Parres), 700.000 en Noriega y Villanueva (Ribadedeva), así como otras actuaciones en La Cespereda (Carreño), Llaviana (Gozón), Noriega (Ribadedeva), Lleiguarda, (Belmonte), Sellañu y San Xuan, (Ponga), o Veneros (Caso), entre otros.

Cofiño ha precisado que, en muchos casos, “son obras de menor dimensión, pero con un mayor impacto territorial, que permitirá atender las necesidades definidas en el plan de saneamiento para núcleos incluso inferiores a los 100 habitantes”.

Igualmente, el vicepresidente se ha referido a las actuaciones iniciadas este año en Les Arriondes, una del Gobierno central y otra del Principado, que también implicarán importantes desembolsos de fondos en 2023 y 2024, hasta superar los 17 millones, con el fin de prevenir impactos adversos provocados por el cambio climático en forma de inundaciones. La consejería dota con un millón el próximo año los trabajos en el río Chico.

VILLAPERI

En el presupuesto destaca, asimismo, un conjunto de actuaciones en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) más grande de Asturias, ubicada en Villaperi, en Oviedo, que movilizarán una inversión de cerca de 40 millones en los próximos años.

Además del gran proyecto de reutilización de agua depurada destinada a usos industriales y de servicios, dotado con 27 millones, se dedican importantes partidas para su transformación, con el objetivo de convertirla en una instalación neutra en carbono. Entre ellas, 1,5 millones para la instalación de energía solar fotovoltaica y 6 para el aprovechamiento de la energía de los fangos.

Estos proyectos, junto con la obra que se iniciará en 2023 por importe de 12,6 millones para la construcción del nuevo colector interceptor del río Nora en el tramo comprendido entre el aliviadero norte de Oviedo, en La Corredoria, y la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Villaperi, suponen una de las mayores movilizaciones de fondos de las que se beneficiará no solo Oviedo y los municipios del Nora, sino toda Asturias.

Asimismo, Medio Ambiente iniciará las obras de recuperación integral de la ría de Navia con una partida de 7,2 millones, que se suma en esta zona a las actuaciones de saneamiento y depuración de la aglomeración de Puerto de Vega y Anleo, en este mismo concejo, y de Mohías, en Coaña, lo que supone, en la práctica, inversiones en el entorno de la ría que rozan los 14 millones.

En el ámbito de la cercana ría del Eo se ejecutarán actuaciones en Castropol (85.000 en la EDAR y 380.000 en San Xuan (Moldes) y Vegadeo, con proyectos que superan los 700.000 euros. Al saneamiento de Bustelo (Ibias) se destinarán 460.000 euros, casi dos millones a Trevías (Valdés) y 1,5 para el saneamiento y abastecimiento de La Espina, en Salas.

En el área central, además de continuar las obras para finalizar el saneamiento de Sotiel.lo, Palacio, Alceo y Folgueras, en Lena, se han presupuestado 2,5 millones para el río Montés y 600.000 euros para mejoras en la EDAR de Frieres, en Langreo. A Mieres se dirigen casi 2 millones tanto en abastecimiento, en el depósito de La Herradura, como en saneamiento, en el río Millera.

ABASTECIMIENTO

Por otra parte, la consejería invertirá 17 millones en obras abastecimiento que incluyen a los principales concejos del occidente que no pueden conectarse a un sistema supramunicipal regulado por un embalse. Su finalidad es garantizar el suministro de agua en alta, en cantidad y calidad, incluso en los peores escenarios de escasez por el cambio climático.

Entre otras, se pondrán en marcha actuaciones de 2,9 millones en San Tirso de Abres, dos millones en Santolaya de Oscos, 2,25 en Taramundi, 340.000 euros en los núcleos de Xestoselo y Xestoso, en Grandas de Salime, o 2,55 millones para el eje Grandas de Salime-Pesoz. A estos se agregan otros tres millones para Tineo y las obras ya iniciadas este año en Noreña, Piloña, Teverga, Grado, Salas y Mieres, dirigidas a mejorar la garantía de suministro y renovar redes con el fin de reducir pérdidas de recurso.


- Te recomendamos -