El aeropuerto de Asturias decía adiós este pasado lunes a Ángel Suárez-Valdés Fernández a los 74 años de edad, por todos conocido como “Angelín el de Iberia”. Un trabajador incansable que llego a conseguir la redonda cifra de 50 años de servicio con la compañía, el que poseía la trayectoria más longeva en la entidad aérea en el Principado y uno de los que inauguraron las instalaciones de Santiago del Monte en 1968.

Natural de San Román de Candamo, se trasladó a vivir a Avilés con 8 años, debido a que varios de sus hermanos comenzaron a trabajar en Ensidesa. Estuvo dos años en la Escolanía de Covadonga, hizo el bachillerato en Avilés y al cumplir la edad de 18 años se decidió a trabajar para el Ministerio del Aire, en la construcción del aeropuerto.

Su trabajo incansable le permitió tratar con los personajes más representativos del mundo de la política, de la empresa, de la farándula, del deporte…

Asimismo, tuvo un matrimonio feliz, casándose con Pilar Castro Cimdevilla, a la que conoció en el aeropuerto gracias a la cancelación de un vuelo.


- Te recomendamos -