El dirigente avanzará en la asamblea de su partido este jueves su intención o no de ser candidato en 2023

GIJÓN, 13 (EUROPA PRESS)

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Gijón, Aurelio Martín, a su vez concejal de Medio Ambiente y Movilidad, ha señalado que este próximo jueves, en la asamblea de militantes de su partido, comunicará su decisión sobre si opta o no a volver a encabezar la lista electoral en los comicios locales de 2023, pero ha adelantado que apuesta por reinventar la política, con nuevas formaciones de izquierdas y que huyan de “hiperliderazgos”.

Así lo ha indicado en rueda de prensa en el Consistorio gijonés, en la que ha hecho un balance del mandato, marcado en los primeros años por la pandemia de la COVID-19 y la necesidad de hacer frente a su impacto en la ciudad y en los gijoneses.

Un balance plasmado en un cuaderno cuya portada, titulada, ‘Nos gusta Gijón/Xixón. Nos gusta sumar’, emula no arbitrariamente al proyecto Sumar de Yolanda Díaz (Podemos).

A su juicio, la izquierda debe avanzar hacia nuevas formaciones políticas que superen incluso a IU y a Podemos. “Creo que los dos están en una fase de un cierto agotamiento”, ha opinado.

En cualquier caso, ha indicado que piensa en que, de alguna manera, hay que reinventar la política. Y sobre quién liderará esta nueva formación, ha sugerido que sea con los que estén dentro “y los que haya que buscar fuera”, ha puntualizado.

Ha animado, además, a pensar más a largo plazo que en las elecciones de 2023, porque en campaña electoral ha considerado que a todos los candidatos se les va a ver como a “vendelavadoras”.

En esta línea, ha apuntado que los gobiernos representan proyectos. Es más, ha abogado por una mayor participación de la sociedad civil e incluso por la construcción de proyectos y formaciones políticas nuevos y con nuevos protagonistas.

De no hacerse así, ha augurado que la política se irá deteriorando y quien más perderá en ese escenario será la izquierda. A mayores, ha opinado que los próximos liderazgos deben ser “más corales y menos personalistas”.

Incluso, ha reconocido que, a raíz de la pandemia, él mismo ha desarrollado un liderazgo “demasiado personalista” en su organización, entendido como la persona visible y que decidía por IU, cuando en el partido hay “muy muchos y muy buenos cuadros”

Ha insistido en que los hiperliderazgos son “malos” para hacer crecer a las formaciones políticas y para cambiar estas. A su parecer, en los últimos años, en España, han abundado los hiperliderazgos y cree que es algo “a corregir” en la política.

DECISIÓN “MEDITADA”

En cuanto a su decisión sobre si opta o no a encabezar la lista, ha dejado claro que la ha tomado desde hace muchos meses. Ha asegurado, sobre este asunto, que no responde a un hecho concreto, sino que su decisión es algo “meditado”, que dará a conocer primero a los militantes de su partido.

Sí que ha confesado que uno de los motivos de reflexión personal fue cuando se supo que la alcaldesa gijonesa, Ana González, no iba a repetir como candidata del PSOE.

Respecto al balance del mandato, ha destacado que hay menos paro y más derechos laborales en la ciudad, mas ayudas sociales y aumento del parque de viviendas.

Ha resaltado, asimismo, que el Gobierno local apuesta por proyectos de descarbonización y digitalización, pero también por una movilidad sostenible o la renaturalización del río Piles y demás cauces a través del convenio con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Sobre el papel de IU en el Gobierno local, ha señalado que han mantenido en este mandato 205 reuniones con empresas, 174 con asociaciones y entidades vecinales, 46 con partidos, 71 con otras administraciones y 23 con sindicatos, además de que se han hecho 134 ruedas de prensa, 86 entrevistas y se ha participado en 84 jornadas, charlas y mesas redondas.

Una prueba, según él, de que la Concejalía está “muy pegada” de la representación de la ciudad. Al tiempo, ha asegurado que las bases para no quedarse anclada la ciudad en el siglo pasado ya están puestas, algo a lo que ayudarán los fondos europeos concedidos.

Ha animado, además, a superar “el ruido y la descalificación”, así como la falta de propuestas en la política actual. Ha insistido, en este caso, en la necesidad de que haya una sociedad civil “más activa” y también una “profunda renovación” de las organizaciones políticas.

EXCESO DE BUROCRATIZACIÓN

Martín ha incidido, por otra parte, en que hay un problema “serio y global” en el conjunto de la administración estatal, regional y local de cara a tener eficacia para dinamizar la vida económica, política y social. A su juicio, va a ser uno de los grandes desafíos de los próximos años el dar una vuelta a la organización y funcionamiento de la administración.

Ha reiterado que cree que el futuro está en una nueva política, en converger realidades sociales y políticas y en generar un nuevo espacio que viva y haga la política de otra manera, que plantee una profunda transformación de las ciudades y el país a medio y largo plazo.

También ha aventurado que la próxima campaña electoral va a ser una “tómbola de propuestas inconexas”, de las que probablemente muchas de ellas nadie diga cómo se van a financiar.


- Te recomendamos -