OVIEDO, 14 (EUROPA PRESS)

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, ha presentado este miércoles en sede parlamentaria las cuentas de su consejería para 2023, que ascienden a 307.682.345 euros, un 37,57% más que este año y la cantidad más elevada de este legislatura. Fernández ha destacado la puesta por el impulso del despliegue de las energías renovables y a promover un proceso de transición justa en los territorios más afectados por el cierre de la minería y de las centrales térmicas, con 105,64 millones destinados a tal fin.

Fernández, que ha explicado las cuentas de cada una de las direcciones generales y de los diversos organismos dependientes de su consejería, ha indicado que se trata de un proyecto de presupuestos que se ha formulado con atención a los acuerdos derivados del proceso de diálogo social mantenido en el marco de la Concertación Económica y Social 2022-2023.

“En este proyecto se expresa un compromiso inequívoco con el empleo, la transformación y la promoción económica, reforzando con un 37,57% más de recursos que en el presente año”, ha indicado el consejero.

Ha insistido Fernández en que las cuentas de su área atienden las necesidades de las personas desempleadas, al tiempo que apoya tanto a la gran empresa, como a las pymes, micropymes y autónomos reconociendo el papel tractor que ejercen en la economía regional.

Por áreas, la eficiencia energética, el impulso de las tecnologías de autoconsumo, la movilidad eléctrica y sostenible y la restauración de espacios mineros degradados es la partida del presupuesto que más crece.

Así, la Dirección General de Energía, Minería y Reactivación duplica sus recursos, al disponer de 105,64 millones, un 102,5% más que los 52,17 millones actuales. De esta cuantía, 85.896.041 euros son fondos europeos procedentes del Mecanismo de Reconstrucción y Resiliencia (MRR).

Las ayudas a la movilidad eléctrica suman 18,22 millones, las de autoconsumo y renovables térmicas en el sector residencial, 26,92 millones, y las de renovables térmicas en diferentes sectores productivos, 2 millones más.

POLÍTICAS ACTIVAS DE EMPLEO

Las políticas activas gestionadas por el Servicio Público de Empleo (Sepepa) constituyen otro de los compromisos inversores de la consejería. El organismo dispondrá de 158,61 millones, un 13,84% más y la cuantía más elevada de este mandato.

Entre otras novedades, destaca el aumento del programa Ocúpate para jóvenes con escasa o muy baja formación, al que se destinarán 5,4 millones, y la puesta en marcha una nueva línea de ayudas, dotada con 1,2 millones, para apoyar la contratación en prácticas de jóvenes universitarios.

También aumentan, hasta 14 millones, los fondos para planes locales de empleo y las ayudas a los municipios para la contratación de agentes de desarrollo local.

El apoyo al emprendimiento individual y colectivo y a los autónomos es otro de las partidas más reforzadas en el proyecto de presupuestos, ya que la Dirección General de Comercio, Emprendimiento y Economía Social gestionará cerca de 20 millones, un 52,14% más.

Para impulsar la modernización del comercio minorista, se refuerza el plan de digitalización hasta 3,18 millones y se pondrá en marcha un programa de bonos al consumo en establecimientos de proximidad dotado con 1,1 millones.

El presupuesto del Idepa crece el 16%, hasta 45.698.511 euros. Como novedades, destinará 3 millones a convocatorias para proyectos de economía circular, de promoción de la cadena de valor renovable en almacenamiento energético e hidrógeno, y la diversificación de la industria.

La Estrategia de Atracción de Inversiones se consolida con 350.000 euros para dar continuidad a las labores de promoción de Asturias y facilitar a las empresas que se instalen en la comunidad el acceso a todos los instrumentos financieros a su disposición.

El otro vector de crecimiento del presupuesto está vinculado a la digitalización de la industria a través del Asturias Digital Innovation Hub.

La Dirección General de Energía, Minería y Reactivación y el Idepa incluyen en sus presupuestos las primeras partidas del Fondo de Transición Justa (FTJ), el mecanismo habilitado por la Unión Europea para las regiones más afectadas por el proceso de descarbonización, con los primeros 6,6 millones.

Así, Energía contempla 280.000 euros para asistencia técnica, 2,5 millones para restauración de infraestructuras mineras e industriales y 800.000 euros para sendas convocatorias en eficiencia energética y descarbonización de la industria.

El Idepa, por su parte, destinará 3 millones a las convocatorias de inversiones industriales en proyectos vinculados a la transición ecológica y la diversificación.


- Te recomendamos -