OVIEDO, 15 (EUROPA PRESS)

El concejal de Somos Oviedo, Rubén Rosón, ha desvelado este jueves un informe municipal de 2021 en el que los técnicos municipales ya inadmitían la solicitud de dación en pago de la deuda pendiente a nombre del anterior propietario del edificio Calatrava.

En una rueda de prensa previa al pleno extraordinario en el que se aprobarán definitivamente las ordenanzas fiscales para 2023, Rosón ha detallado que este informe, que se facilitó a los grupos esta semana a pesar de que lleva un año en el Ayuntamiento, refleja la imposibilidad de condonar la deuda mediante una dación en pago porque el edificio no es un bien de interés cultural.

En opinión de Rosón, el alcalde, Alfredo Canteli, y el concejal de Urbanismo, Ignacio Cuesta, “estaban planeando” con el nuevo propietario condonar la deuda, lo que implicaría que el alcalde “estaba planeando una ilegalidad” para “beneficiar a un fondo buitre”.

Varia, actual propietaria del edificio, debe 2,7 millones de euros en concepto de IBI, y en diez días esa cifra aumentará hasta los 3,3 millones de euros con la aprobación de las nuevas ordenanzas fiscales.

Después de reclamar al fondo que pague la deuda que tiene con todos los ovetenses, Rosón ha cuestionado una operación de estas características, por la que el Ayuntamiento quiere adquirir dos plantas del centro comercial a cambio de perdonar la deuda del IBI. Al Ayuntamiento, ha dicho, “no le merece la pena” embarcarse en esta cuestión por las características del espacio y los elevados costes que conllevaría.

Además es “ilegal” querer comprarlo en base al presupuesto de 2023, ya que no existe ninguna partida destinada a tal fin en el proyecto presupuestario.


- Te recomendamos -