OVIEDO, 21 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil del Sector de Tráfico de Asturias interceptó e imputó como investigada a una mujer de 45 años y vecina de Oviedo, que conducía con una tasa del alcohol en aire expirado que quintuplicaba la tasa legalmente establecida.

Según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil actuó a raíz de una serie de llamadas ciudadanas que alertaron de un vehículo que circulaba desde el concejo de Salas-Asturias hacia Oviedo lo hacía con una conducción irregular.

Tras tener conocimiento, la Central Operativa de Tráfico de la Guardia Civil de Asturias (COTA) coordinó un dispositivo en el que participaron varias patrullas, localizando al vehículo en el pk 9,500 de A-63 sentido Oviedo, a la altura de Sestiello.

En este punto, la conductora del turismo intentó continuar circulando a pesar de las señales de los Guardias Civiles para que se detuviera, logrando finalmente la patrulla del Destacamento de Salas interceptar y detener al vehículo.

La patrulla del Destacamento de Tráfico de Oviedo realizó a la conductora la prueba de alcoholemia, arrojando un resultado de 1,28 mgr/l en la primera prueba y 1,26 mgr/l en la segunda prueba, cuando la tasa máxima que está permitida para el conductor de un turismo es de 0,25 mgr/l aire expirado.

La Guardia Civil de Tráfico de Oviedo instruyó las diligencias que fueron remitidas al Juzgado de Guardia de Oviedo, imputando a la conductora del vehículo un delito contra la seguridad vial.


- Te recomendamos -