OVIEDO, 26 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático ha aprobado una resolución que regula las condiciones para permitir la reutilización de las escorias metalúrgicas, de tal forma que se aprovechen como áridos industriales.

Con el cumplimiento de los requisitos que figuran en la norma, este tipo de materiales dejarán de tener la condición de residuos. En la actualidad, anualmente se depositan en el vertedero 250.000 toneladas de esta escoria.

Las escorias metalúrgicas son el resultado de los procesos de fabricación de acero de la siderurgia integral. A partir de ahora, pasarán a ser materias aptas ambientalmente, con diferentes limitaciones, para numerosos usos.

Así, podrán aprovecharse como materia prima en la fabricación de materiales de construcción, mezclas bituminosas, rellenos, cubrición de vertederos, taludes de terraplenes, subbalasto de vías férreas, apantallamientos sónicos para estructuras viarias, zahorras artificiales, drenajes, filtros para depuradoras o enmiendas para la mejora de suelos con fines agrícolas, forestales y recreativos.

La viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí, ha señalado que esta iniciativa “permite avanzar con una importante medida de economía circular, que reducirá los impactos asociados a la extracción y procesado de materias primas y evitará el depósito en vertedero de un producto al que se le puede dar una segunda vida”. Europa recicla actualmente cerca del 82% de estas escorias, principalmente como capas de firme de carreteras.


- Te recomendamos -