No existe riesgo para la salud, si bien se le abrirá expediente a la empresa

GIJÓN, 30 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Gijón ha activado el protocolo del área de Medio Ambiente para el control de vertidos, por un vertido de alrededor de 400 litros aceite de refrigeración de un transformador propiedad de una empresa eléctrica.

Según una nota de prensa del Consistorio gijonés, personal de Emulsa está limpiando la zona en la que tuvo lugar el incidente, la calle Hermanos Felgueroso.

Asimismo, se han tomado muestras para su análisis y se ha dado aviso a las estaciones depuradoras de aguas residuales para que estén prevenidas ante la llegada del vertido de aceite.

Desde el Ayuntamiento gijonés se ha señalado que este vertido no implica riesgo para la salud pública. Sí que se abrirá un expediente a la empresa responsable.


- Te recomendamos -