La Ebhi movió 902.922 toneladas más que en 2021

GIJÓN, 12 (EUROPA PRESS)

El puerto gijonés de El Musel ha cerrado 2022 con un movimiento de 19.051.263 toneladas – 2.432.471 más que el año anterior -, lo que supone un incremento del 14,64 por ciento.

Según una nota de prensa de la Autoridad Portuaria de Gijón, se supera así la media de tráfico de los últimos 25 años, que es de 18,3 millones de toneladas, y la cifra del ejercicio de 2019, previo a la pandemia.

Asimismo, los graneles líquidos aumentan 86.646 toneladas, un incremento del 11,5 por ciento, soportado en su mayor parte por las toneladas de butano manipuladas – el 183 % más que el año anterior – y los productos asfálticos, que crecieron el 21 por ciento, lo que compensa la bajada de las gasolinas y gasóleos, que fue del diez por ciento.

Por su parte, los graneles sólidos movidos por los muelles comerciales aumentaron en 1.877.816 toneladas respecto al pasado ejercicio, y alcanzaron las 6.810.445 toneladas. Se ha destacado especialmente el incremento de carbón, en un 126 por ciento, con 3.403.616 toneladas.

A este resultado han contribuido también 366.566 toneladas de cereales, que aumentan el 89 por ciento. También se ha resaltado desde el Puerto de Gijón las 403.623 toneladas exportadas de piedra caliza procedente de canteras asturianas con destino a Brasil.

En el capítulo de mercancía general, en el que los productos siderúrgicos han sufrido un retroceso del nueve por ciento – 61.563 toneladas menos – se alcanzaron las 609.091 toneladas.

Además, las transportadas por contenedor disminuyeron en 174.818, que supone una caída del 22 por ciento, marcada por la bajada de un 36 por ciento de los productos siderometalúrgicos -alambrón, zinc y aluminio- y por la de las mercancías pertenecientes al grupo agroganadero y alimentario, que disminuyó el 20 por ciento, lastradas por la menor importación de café y exportación de leche.

Por la terminal granelera Ebhisa, asimismo, se han movido 902.922 toneladas más que en 2021, hasta los 10.149.731, mientras que el carbón térmico, con un crecimiento del 106 por ciento, hasta las 3.213.634 toneladas, ha compensado la bajada del carbón siderúrgico y del mineral de hierro, como consecuencia de la parada de un horno alto de Arcelor Mittal.


- Te recomendamos -