OVIEDO, 16 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la pena de 2 años de prisión, que incluye el pago de una indemnización por casi dos millones de euros, para un camionero acusado de atropellar en Llanes a un operario de unas obras, que regulaba el tráfico en el punto del accidente con una señal de ‘stop’.

El trabajador sufrió lesiones de gravedad, que le impiden realizar cualquier actividad laboral y por las que necesita asistencia para todo tipo de actividades de la vida cotidiana. La vista oral está señalada para este martes, 17 de enero, en el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo, a las 09.30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, sobre las 12.10 horas del día 30 de octubre de 2017, el acusado circulaba con un camión por la carretera N-621, propiedad de una empresa de excavaciones. Al llegar al kilómetro 182,500, en un tramo curvo a la derecha, con visibilidad reducida, donde existía señalizada una limitación de velocidad de 40 kilómetros por hora porque se estaban realizando obras en la calzada – debidamente señalizadas-, y donde había dos trabajadores regulando el tráfico en ambos sentidos de circulación.

El acusado, “debido a que circulaba a velocidad excesiva y sin prestar la mínima atención a las circunstancias del tráfico”, según la fiscalía, no se percató de la presencia en el lugar de uno de los operarios de las obras, situado en el lateral de su carril de circulación, que le indicaba con una señal de ‘stop’ que se detuviera para permitir el paso a los vehículos que circulaban en sentido contrario.

Así, el acusado, haciendo caso omiso de todas las señalizaciones, continuó circulando hasta atropellar al operario, que le indicaba insistentemente que se parase. A consecuencia de los hechos, resultó atropellado y lesionado el trabajador de 41 años, que sufrió lesiones de gravedad, por las que estuvo hospitalizado 182 días, 29 en la UVI, y que tardaron en estabilizar 542 días. Le ha quedado como secuela, además de varias cicatrices, un trastorno orgánico de la personalidad con alteración de funciones cerebrales superiores integradas muy grave.

Precisa ayuda para todo tipo de actividades de la vida ordinaria, incluidas actividades de autocuidado, como aseo personal, vestirse o comer. Existen gastos previsibles de asistencia sanitaria futura, consecuencia de las secuelas neurológicas. Precisa rehabilitación domiciliaria y ambulatoria tras la estabilización. Está incapacitado para realizar cualquier tipo de trabajo o actividad profesional y para la totalidad de las tareas del hogar.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de delito de lesiones por imprudencia grave del artículo 152.1-2º, en relación con el artículo 149.1 del Código Penal. Y solicita que se condene al acusado a 2 años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante 3 años, lo que comporta la pérdida de vigencia de la autorización administrativa para conducir. Condena en costas.

En concepto de responsabilidad civil el acusado, y como responsable civil la compañía de seguros, y como responsable civil subsidiario de los anteriores la empresa de excavaciones propietaria del vehículo, indemnizarán a la víctima con 1.939.448,53 euros, más los intereses legales correspondientes.


- Te recomendamos -