OVIEDO, 25 (EUROPA PRESS)

La comisión permanente de Patrimonio ha dado luz verde este jueves a la nueva conexión peatonal entre los monumentos prerrománicos de San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco, en Oviedo. La alternativa elegida, que evitará que los peatones tengan que salir a la carretera para llegar de un edifico a otro, sigue la senda natural trazada a lo largo de los años por los propios visitantes e incluirá una pasarela sobre el arroyo por debajo del actual puente.

La opción elegida, redactada por el estudio del arquitecto Román Villasana, ha sido valorada por su bajo impacto visual, al ser la más pegada al abrigo del río, según ha informado el Principado en nota de prensa.

Esta alternativa “cumple los objetivos fundamentales del proyecto”, que eran facilitar la comunicación entre ambas joyas prerrománicas y mejorar la seguridad de los visitantes.

La propuesta seleccionada se concretará en un proyecto básico y de ejecución, que detallará el tipo de materiales que se utilizarán y deberá ser aprobada definitivamente por el Consejo de Patrimonio de Asturias. Las obras supondrán una inversión estimada de 400.000 euros por parte del Gobierno del Asturias.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorÚLTIMA HORA | Dolor en Ribadesella: fallece José Antonio Martínez ‘Antón’ a los 94 años, el Campaneru de Moru
Artículo siguienteA partir del viernes, la responsabilidad de la Depuradora del Este será asumida por el Principado