OVIEDO, 20 (EUROPA PRESS)

El sindicato UGT rechaza la propuesta de plantillas para el curso 2024-2025 porque considera que la misma “no responde a las necesidades reales”. Indican desde la organización que la Administración ha dado por finalizada la “negociación” y los centros educativos contarán para el próximo curso “con poco más de 9.500 plazas, muy lejos de las necesidades reales: aproximadamente 12.000 docentes”.

Critican que esta situación viene repitiéndose año tras año, con lo que centenares de puestos que son estructurales siguen considerándose necesidades coyunturales. Añade UGT que el hecho de que la plantilla orgánica y las necesidades reales sean tan dispares afecta negativamente al concurso de traslados, a la OPE y al empleo de calidad.

Leer más:  Vox pide la suspensión de los decretos de coeducación porque, según ellos, incluyen adoctrinamiento a profesores y estudiantes

“La Administración, en contra de lo que obliga la ley, prefiere que un 25% del profesorado sea interino y buena parte con media jornada. El próximo 1 de septiembre, con el comienzo de curso, habrá centenares de plazas docentes que en el mejor de los casos serán cubiertas a finales de septiembre con el alumnado ya en las aulas”, indica el sindicato.

Para la UGT una buena negociación sería aquella que terminase con una plantilla orgánica que respondiera a las necesidades reales y no al 80% El objetivo tiene que ser una plantilla suficiente y estable que permita hacer frente a los retos educativos de la mejor manera posible.

Leer más:  Vox busca alternativas para eliminar grafitis en paredes exteriores que no están cubiertas por el servicio de limpieza

Por ello lamentan que la Administración siga sin afrontar el problema estructural que se lleva arrastrando los últimos años e incumple la ley porque en ningún caso se rebajará la tasa de interinidad al 8%. Añaden que esta plantilla, que ni siquiera respeta un Acuerdo de plantillas de hace más de 23 años, generará una tasa de interinidad insoportable, un porcentaje de medias jornadas inmoral y una carga lectiva y burocrática que no permite al profesorado asturiano realizar su trabajo en unas condiciones dignas.

La UGT exige un nuevo acuerdo de plantillas que permita la aplicación de la LOMLOE, el abandono de los criterios economicistas y apostar por criterios pedagógicos y por la inversión educativa, la reducción de la carga lectiva y burocrática y una disminución de ratios que permita una enseñanza más individualizada.

Leer más:  Barbón destaca la importancia de escuchar a Juventudes Socialistas

Por último, desde el sector de la enseñanza de la UGT lamentan profundamente que un gobierno que se autodefine de izquierdas no se tome en serio la educación pública asturiana, la única que garantiza al alumnado y a las familias oportunidades y resultados en igualdad.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorInforme de Education First España: España ocupa el puesto 35 en dominio del inglés a nivel global
Artículo siguienteEl PP está dispuesto a colaborar con el Principado para el futuro de El Cristo