OVIEDO, 30 (EUROPA PRESS)

La Junta General del Principado de Asturias ha rechazado, con los votos contrarios del PSOE, IU y la diputada del Grupo Mixto Covadonga Tomé, una Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular sobre la modificación de las Directrices Sectoriales de Equipamiento Comercial. PP, Vox y Foro han votado a favor.

El diputado del PP Andrés Ruiz ha defendido la iniciativa explicando que se basa en cuatro puntos: publicar el documento avance antes de que concluya el primer semestre del presente año; que las directrices estén operativas antes de que concluya el 2024; asumir dentro de estas directrices los nuevos modelos de consumo y permitir que se amplíe la instalación en la zona central de grandes superficies de venta en suelo industrial; y reordenar el mapa del comercio minorista asturiano, adaptando las directrices sectoriales a las necesidades territoriales de Asturias.

Ruiz ha indicado que esta iniciativa persigue que la libertad de los operadores económicos para trabajar en Asturias prevalezca sobre “las disputas en el seno del Gobierno autonómico”, refiriéndose así a las opiniones diferentes entre PSOE e IU. También quiere que la regulación económica no “quiebre” la confianza de inversores y empresarios. Ha defendido asimismo que los ayuntamientos puedan ejercer “en libertad y en plenitud” las competencias propias como el urbanismo.

Leer más:  "Los proyectos de restauración de explotaciones a cielo abierto van por buen ritmo", afirmó Roqueñí

A raíz de la petición del alcalde de Siero, Ángel García (PSOE), de modificación de las directrices de comercio para que la multinacional Costco pueda ejercer su actividad en la parcela del Polígono de Bobes que adquirió hace dos años, el PP ha cuestionado que “la minoría absoluta” de la coalición PSOE-IU “condicione 300 puestos de trabajo y 30 millones de inversión”.

Durante la fijación de posiciones, la diputada Covadonga Tomé (G. Mixto) ha asegurado que esta iniciativa está “edificada sobre varias inexactitudes” y ha destacado que la actual normativa permite instalar en las zonas que supongan renovación o rehabilitación de zonas urbanas hasta 5.000 metros cuadrados de tienda en Oviedo, Gijón y Avilés, y hasta 3.500 en Siero, Mieres y Langreo.

Leer más:  Villaviciosa declara luto oficial por fallecimiento de exalcalde Manuel Busto Alonso

“No vamos a apoyar iniciativas que supongan hacer un traje a medida para poder implantar Costco en Bobes, para mayor gloria del alcalde de Siero, o para transformar Oviedo en un enorme centro comercial impersonal, clónico, instalando más franquicias en el Vasco”, ha defendido.

El diputado de Foro Adrián Pumares ha mostrado su preocupación por el rechazo de esta PNL, ya que “suma más incertidumbre” a los inversores que quieran implantarse en Asturias en un asunto en el que “hace falta mucho diálogo, mucho consenso y en el que vamos tarde”.

Desde IU-Convocatoria por Asturias, su portavoz Delia Campomanes ha defendido que la modificación de estas directrices se debe realizar con la participación de todas las administraciones competentes y la participación del comercio ya existente. “De su iniciativa lo que se desprende es que la normativa pensada para proteger a nuestros comerciantes ante las multinacionales es poco menos que una traba que debe desaparecer”, ha aseverado.

Leer más:  Durante el último año, los apartamentos turísticos en Asturias aumentaron un 24,61%, alcanzando un total de 7.240 viviendas, lo que representa el 1,07% del total

Por su parte, el diputado de Vox Javier Jové ha dicho que su grupo habría ido “mucho más lejos” con esta iniciativa porque “Asturias ya ha perdido demasiados trenes”. Ha asegurado además que en las actuales directrices se suceden “conceptos jurídicos indeterminados, abstractos, imprecisos, imposibles de objetivar” que “obedecen a una mentalidad planificadora stalinista, parcelando y segmentando el territorio a su capricho”.

Finalmente, la diputada del PSOE María Esther Freile ha criticado que el PP busque con esta iniciativa una “confrontación” que “no hay”. Lo que sí hay, ha dicho, “es diálogo y participación con el comercio, con las entidades locales, con los sindicatos mayoritarios, con FADE y con las cámaras de comercio”. Todo ello, ha abundado, para lograr un “documento de avance” que permita reflejar y dar soluciones a todas las necesidades del sector.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorIU acusa al equipo de Gobierno de no tener otras alternativas a la política cultural más allá de la opción de recortar
Artículo siguienteServicios Sociales realizará mejoras en los centros para mayores de Contrueces, Nuevo Gijón, Roces y Puerto de Somiedo