OVIEDO, 24 (EUROPA PRESS)

Un joven ha aceptado este jueves dos años de prisión y tres de alejamiento tras reconocer que en la madrugada de Año Nuevo de 2020, mientras estaba en una discoteca de Oviedo, le rajó la cara a otro con un vaso de cristal.

La vista oral estaba señalada para este jueves 24 de noviembre, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, pero finalmente fue suspendida al llegar las partes a un acuerdo.

Fiscalía solicitaba inicialmente una pena de cinco años de prisión por un delito de lesiones con la concurrencia de la circunstancia agravante de alevosía. Finalmente se ha retirado la agravante de alevosía y se ha tenido en cuenta la atenuante muy cualificada de reparación del daño, al haber consignado ya 15.000 euros con el compromiso de pagar el resto en un tiempo aplazado.

El condenado sobre las 04:45 horas del 1 de enero de 2020, en el interior de una discoteca de la calle del Peso de Oviedo, propinó un empujón a la víctima, que acababa de tropezar con él. La víctima se lo devolvió, momento en que el condenado de forma absolutamente repentina y sin que la víctima pudiera prever el ataque ni defenderse, le golpeó fuertemente en la cara con un vaso de cristal.

Como consecuencia, el joven sufrió un corte en la cara de 8-9 centímetros, en la región mandibular facial derecha, por el que le quedó una cicatriz de 11 centímetros de curva y, encima de ella, tres áreas coloreadas.


- Te recomendamos -