OVIEDO, 7 (EUROPA PRESS)

El pleno municipal del Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado este miércoles con los votos de los partidos que sustentan el gobierno local (PP y Ciudadanos) una proposición para solicitar al Gobierno central la no revisión del delito de sedición en el Código Penal.

Mario Arias, como portavoz del PP y concejal de gobierno ha acusado a la oposición de “tener memoria democrática selectiva” y ha dicho que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace “lo que sea por perpetuarse en el poder”.

“Los ciudadanos no nos merecemos esto: poner el Parlamento español al servicio de los criminales separatistas. Eso es lo que está haciendo”, ha criticado el ‘popular’.

Ana Taboada, de Somos, ha indicado que esa iniciativa no versa sobre asuntos de competencia municipal. “Mi patria es la de los derechos, la suya la de los fantasmas y la cultura del pelotazo. Su juego es hacer ruido. No han venido a trabajar por esta ciudad. La reforma del delito de desórdenes públicos no debe criminalizar actos de desobediencia civil pacífica”, ha dicho.

Por el PSOE, el edil Ricardo Fernández ha añadido que no se oponen a debatir sobre ningún asunto pero ha dicho que no le parecía “de recibo” la “grosería” con la que el Mario Arias se refirió a Pedro Sánchez.

Por Ciudadanos, su portavoz Nacho Cuesta ha indicado que la motivación para la reforma es “perpetuarse en el poder” y que el propio Tribunal Supremo ya dijo que el tipo penal del delito de sedición es España es mucho menor que en otros países europeos, como es el caso de Alemania.

Tras rechazarse las enmiendas sobre este punto, la proposición del PP y Ciudadanos ha salido adelante con los votos a favor de los concejales de ambos grupos y en contra de los del PSOE y Somos.

CALATRAVA

El Wenceslao López ha presentado una proposición de urgencia sobre el edificio Calatrava. “Una chapuza, una operación concursal en la que siempre aparecen los mismos, un fondo de inversión suizo. No existe ni un solo informe municipal que avale la compra por parte del Ayuntamiento de dos plantas, es una operación temeraria”, ha comentado.

Le ha respondido el concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Nacho Cuesta, que ha dicho que el Calatrava es una “herencia desdichada” y ante esto un equipo de gobierno tiene dos alternativas, o no hacer nada o tratar de encontrar una solución a un problema que no ocasionó. La urgencia de la iniciativa no salió adelante.


- Te recomendamos -