OVIEDO, 5 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha querido aclarar este domingo que el error en los nuevos trenes para Asturias y Cantabria no ha supuesto ningún gasto público y que el error lo que implica es un rediseño que supone un retraso en la fabricación.

Además, se ha encargado una auditoría interna del proceso y se va a intentar reducir al mínimo el retraso en la entrega de los trenes, han afirmado. En estos momentos se está trabajando con CAF para que la fase de diseño pueda finalizar este verano y así se acelere posteriormente el tiempo de fabricación.

A través de un comunicado desde el Ministerio han explicado que el error en la definición del dimensionamiento del tren se detectó aún en la fase de diseño, “con lo que ningún tren se había fabricado aún y tampoco se ha producido ni incurrido en ningún gasto público por esta situación”.

Leer más:  Asturias presenta una de las tasas de cobertura por desempleo más reducidas a nivel nacional, de acuerdo con lo comunicado por CCOO

Los problemas se detectaron cuando el proceso se encontraba aún en las etapas más preliminares de la fase de diseño, ni si quiera se había llegada a desarrollar lo suficiente como para tener una definición sobre el papel’, han explicado, para añadir que no se ha producido ningún gasto por la fabricación de trenes.

El Ministerio ha querido detallar que desde que se adjudica la fabricación de un tren hasta que el primero de ellos está preparado para circular por las vías, el proceso va superando una serie de fases. La primera es la fase de diseño, en la que el fabricante define cómo será el tren ‘sobre el papel’, atendiendo a los condicionantes que tendrá que cumplir según la línea para la cual se fabrica y las prestaciones que se quiere que tenga.

Leer más:  Barbón responderá esta semana a los grupos sobre el vial de Jove y la información sobre lo que ocurre en Asturias

Definido el tren sobre el papel, se fabrica un único tren ‘prototipo’ y comienza la fase de pruebas de este prototipo. Estas pruebas sirven para comprobar que el tren diseñado cumple todas las prescripciones técnicas y de seguridad que debe tener.

“En estas dos primeras fases, lo normal es que se tengan que hacer ajustes en el diseño, y más aún en línea como las de ancho métrico, donde hay numerosas singularidades. Finalmente, si el prototipo supera satisfactoriamente las pruebas, se comienzan la fase de fabricación de todos los trenes que incluya el contrato”, han explicado.

El Ministerio ha señalado que han puesto en marcha los mecanismos necesarios para corregir el error, “que no son inmediatos ya que es una situación singular que requiere de un ‘diseño a medida’ para garantizar que los trenes puedan circular por las líneas de ancho métrico, a pesar de que los túneles tengan unas dimensiones más reducidas, pero sin perder prestaciones”.

Leer más:  Barbón desea que en las conversaciones sobre el expediente de regulación de empleo en Saint-Gobain Sekurit se logre conservar la mayoría de los puestos de trabajo

Para ello, se está trabajando en la aplicación del ‘método comparativo’ en el diseño del tren, que no es el habitual dentro de la normativa pero que se justifica en esta situación singular. Además, se va a crear un grupo de trabajo liderado por el Ministerio para hacer el seguimiento de estos trabajos al que se ha invitado a participar al Gobierno de Cantabria y de Asturias.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorTres personas heridas en un accidente de tráfico en Piloña tras caer su coche a una finca
Artículo siguienteRescatan a una mujer que se fracturó el tobillo en una ruta en el Picu Pienzu