OVIEDO, 16 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Educación ha autorizado la fusión de los colegios concertados Los Robles (Llanera) y Peñamayor (Siero), pertenecientes a Fomento de Centros de Enseñanza, desde el próximo curso (2024-2025). A partir del mes de septiembre, bajo un mismo equipo directivo y con un único proyecto educativo, las clases de Infantil y Primaria se impartirán en la sede de Siero y las de Secundaria y Bachillerato, en la de Llanera.

La resolución, elaborada por la Dirección General de Centros, Red 0-3 años y Enseñanzas Profesionales, cuenta ya con la firma de la consejera, Lydia Espina, según indican desde el Gobierno autonómico. El nombre del centro resultante será Colegio de Fomento Los Robles-Peñamayor.

Una vez lista la resolución, el nuevo colegio surgido de la fusión podrá comenzar el próximo lunes, 22 de abril, el procedimiento de admisión con normalidad, para unas aulas con alumnado mixto.

Leer más:  El PP está en contra de la oficialidad del asturiano, pero está dispuesto a colaborar en el desarrollo de la Ley de Uso y Promoción desde el "consenso"

La propiedad de estos dos centros comunicó su compromiso de fusionarlos durante la celebración de las comisiones de conciliación convocadas por el Gobierno del Principado, en el primer trimestre del curso, para conocer los motivos por los que se mantenía la segregación por sexo del alumnado de 1º de Primaria.

La obligatoriedad de aplicar el principio de coeducación y de no separar al alumnado por sexo está recogida en la nueva ley educativa (LOMLOE) y, expresamente, en la normativa de los conciertos educativos del Principado, que se renovaron el pasado 6 de julio. Para este curso, establece que debe aplicarse ya en 1º de Infantil y en 1º de Primaria. A partir del próximo, en todos los cursos y niveles.

Leer más:  Los trabajos de demolición dentro de la Fábrica de Gas empezarán el próximo lunes

Dos semanas después de la firma del nuevo concierto, el 19 de julio, Educación remitió un escrito a la propiedad de los dos colegios para recordar que en la declaración responsable firmada se asumían los citados requisitos.

En septiembre, tras revisar los datos de matriculación, la consejería solicitó la intervención del Servicio de Inspección Educativa, que realizó una visita a ambos centros concertados. En esa inspección se constató que en las instalaciones de Llanera estaban matriculados 15 alumnos en 1º de Primaria, todos ellos varones, mientras que en el colegio de Siero había matriculadas 21 niñas en ese curso.

El informe elaborado por este servicio, firmado el 15 de septiembre, apreciaba indicios de un presunto incumplimiento de las obligaciones recogidas en el concierto, la resolución y la LOMLOE y proponía la constitución de dos comisiones de conciliación, una por cada centro, para corroborar si se estaba vulnerando la ley.

Leer más:  Pedro Sánchez reconoce a 'Maricuela' por su dignidad y su lucha por la igualdad

La propiedad esgrimió en las reuniones de las comisiones de conciliación las dificultades que se había encontrado para aplicar de manera práctica los principios exigidos por la Administración. En este sentido, aseguraba que había abierto la matrícula de los dos colegios a ambos sexos pero que no había sido efectivo. Con el objetivo de atenerse a la normativa, propuso la fusión como alternativa.

Las comisiones se cerraron a la espera de que este procedimiento se resolviera de manera favorable. Desde entonces, la consejería ha reclamado a Fomento de Centros de Enseñanza toda la documentación necesaria, desde los planos a la redistribución de la oferta formativa, y ha redactado los informes que exige la normativa.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorFernández Llera y otros miembros de OCEX han sido citados junto con otras 134 personas por la comisión del Congreso
Artículo siguienteLa Cantina de Villalegre, situada en Avilés, recibió el premio a “La Mejor Fabada del Mundo”