OVIEDO, 3 (EUROPA PRESS)

El Archivo Histórico de Asturias ha inaugurado este viernes la exposición ‘Conceyu Bable nel so tiempu. L’Asturies de va mediu sieglu’, donde se puede ver la primera bandera de Asturias que se uso de manera institucional.

Fue realizada en 1978 a instancias de la Diputación de Oviedo para poder lucirla de manera oficial en el Palacio Provincial, el edificio de la actual Junta General. Para ello se hizo el encargo a la empresa ‘Toldos Barry’ tras un informe elaborado por el presidente del Instituto de Estudios Asturianos en aquel momento, Evaristo Casariego. Eso sí, teniendo en cuenta el informe de Jovellanos de 1808 con la primera versión de la bandera.

Además del estudio, la Diputación puso en marcha una comisión y publicó las conclusiones en el boletín oficial de la Provincia, para que así la ciudadanía pudiera hacer alegaciones y aportaciones.

Leer más:  La Fiscalía pide la expulsión de un ciudadano de Marruecos acusado de robar a un menor tras rociarlo con spray en una discoteca

La bandera forma parte del archivo de la extinguida Diputación que hoy se guarda en el Archivo Histórico y se exhibe ahora al público gracias a la exposición ‘Conceyu Bable nel so tiempu. L’Asturies de va mediu sieglu’, que con motivo de la Selmana de les Lletres Asturianes ha sido inaugurada este viernes por el director general de Acción Cultural y Normalización Llingüística, Antón García; la directora del Archivo, Concepción Paredes; y el coordinador de las actividades de la Selmana de les Lletres, Francisco Álvarez.

La exposición se podrá ver hasta el 9 de julio, coincidiendo con el Día Internacional de los Archivos, y muestra documentos de Conceyu Bable y de su contexto histórico, muchos de ellos inéditos hasta el momento. Así, además de mesas con cartas, informes, libros y ejemplares de ‘Asturias Semanal’ o paneles informativos esta está primera bandera oficial.

Leer más:  La Feria del Queso y el Vino de este fin de semana contará con la participación de 36 queserías y 14 vinaterías

Conceyu Bable tuvo una importante función en la defensa de la cultura de Asturias durante la transición democrática. Su principal contribución fue lograr un importante avance social con la lengua asturiana y el resto de elementos que conforman la identidad asturiana, como la música, el deporte tradicional o la sidra.

Además, también fueron los impulsores de la reivindicación de la autonomía y de los símbolos que la identifican, como el himno o la bandera. Para popularizar la bandera entre la población, que después de cuatro décadas de dictadura había caído en el olvido, llegaron a repartirla en la Plaza Mayor de Gijón durante una visita de los Reyes a Gijón en 1976.

Leer más:  Previsión meteorológica de Asturias para hoy, jueves día 23 de mayo de 2024

También se encargaron de repartirla en partidos del Sporting, por lo que su trabajo fue fundamental para popularizarla como elemento identitario. No fue hasta 1981, con la aprobación del Estatuto de Autonomía, cuando se fijó legalmente la bandera de la comunidad como hoy se reconoce dentro y fuera de Asturias.

En declaraciones a los medios, Antón García ha destacado el papel “fundamental” de la asociación durante la Transición gracias a poner sobre la mesa “cosas que hoy entendemos como cotidianas y que forman parte de nuestra vida diaria”. “Ellos ponen esta reivindicación encima de la mesa y, de alguna manera, lo que hacemos en estos 50 años es ir paso a paso completando aquel programa cultural y social que Conceyu Bable puso a disposición de la sociedad asturiana”, ha sentenciado el director general.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorMarcos opina que las declaraciones de Venta (PP) son exageradas y asegura que la normativa forestal es parecida a la de Galicia
Artículo siguienteCCOO solicita medidas urgentes para los empleados de Aseava